web analytics

Diferencias entre Facebook y Twitter

por

Hoy me confirmaron por mail que mi cuenta de Facebook fue cerrada para siempre jamás, luego de realizar por mi cuenta, el procedimiento para eliminarme de esta red social.
Hoy, tras 17 días de desaparición forzada, regresé a Twitter, para, espero, nunca jamás volver a desaparecerme por tanto tiempo.

Facebook chacreó el concepto “Amigo”.
Twitter optó por usar el concepto “seguidores” y los tuiteros institucionalizamos el “#estimado”. Hay quienes dicen que lo inicié yo, pero no podría asegurarlo con tanta certeza.

No gané nada en el año y medio usando Facebook. Sólo malos ratos, gracias a gente a la que nunca debí aceptar.
En 10 meses usando activamente twitter, he hecho tremendos amigos de todas partes, y hasta inicié un blog colectivo que de otra manera, dificilmente habría concretado.

Entré a Facebook luego de reconciliarme con mi entonces pareja.
Empecé mi vida tuitera justo cuando terminé definitivamente la misma relación sentimental.

#confieso que alguna vez joteé por Facebook (CHAN!)
NO JOTEAR es uno de mis mandamientos personales como usuario de twitter.

Mis mejores amigos del mundo real no tienen Facebook, o no lo pescan.
Tampoco tienen twitter, y menos les interesa crearse una cuenta ahi.

Facebook siempre lo pronuncié “fasebuk”, en plan despectivo.
Y Twitter,  “twitder” (pronunciación gringa) o “tuitarg” (pronunciación alemana)

En la Escuela de Periodismo hablan poco de Facebook, pero son adictos a la red azul.
Hablan de twitter como la nueva revolución, pero casi no lo usan.

“El face lo usa la gente normal como yo”
“Twitter es para los nerds y desadaptados”
(una compañera de curso imbécil)

Mis jefes no me siguen en Twitter. Sí eran amigos míos en Facebook.

En Facebook aceptaba a todos quienes me conocieron en las distintas etapas de mi vida.
Si alguien que me conoció en la vida real, quiere seguirme en twitter, voy a evaluarlo mil veces antes de aceptarlo. Y a más de uno de estos casos, les dije que no.

Hay tuiteros que en menos de 140 caracteres, han escrito pensamientos memorables, que siempre recordaré gracias a la función de favoritos. como estos.
Los pensamientos que se publican en Facebook, se los lleva el viento y al día siguente, nadie los recuerda.

En twitter he lanzado confesiones que jamás nunca habría emitido en Facebook. Aunque hay una que nunca dije, hasta ahora, por ambos medios.

Facebook es como un libro de autoayuda.
Twitter es como una compilación de poemas.

En Twitter puedes contar hasta lo que quieras de tu vida personal o de lo que haces a diario.
Si en Facebook no lo cuentas, alguien lo hará por ti, al etiquetarte, por ejemplo, en una foto tomada en una situación comprometedora.

En Facebook me reencontré con gente que conocí en persona en el pasado, y que, honestamente, nunca quise volver a ver.
En Twitter descubrí gente asombrosa, que conoceré en persona en el futuro.

La publicidad de Facebook apesta.
Twitter no tiene publicidad.

La industria gringa del smooth jazz casi ni existe en Facebook
Tampoco en twitter (aunque Fourplay tiene su cuenta: @fourplayjazz)
…pero sí existe, en toda su plenitud, en MySpace.

Facebook marea con su sobredosis de información irrelevante
Twitter te cautiva con todo lo que publican tus followers

En Facebook no existen los filtros.
En twitter tampoco, pero gracias a programas como Mixero, se puede filtrar las palabras clave que desees para limpiar tu timeline.