web analytics

Abominación

por

“No te acostarás con varón como con mujer. Es abominación”
“You shall not lie with a male as with a woman. It IS an abomination”
“No te acostarás con un hombre como quien se acuesta con una mujer. Eso es una abominación”
Levítico 18:22, en las siguientes traducciones: Reina-Valera 1995, New King James Version y Nueva Versión Internacional

Este es el versículo de la Biblia que podríamos decir que fundamenta todo un discurso. El de los evangélicos (y practicamente toda la cristiandad, católicos incluídos) contra los homosexuales. Puede que muchos tomen mucho más en cuenta lo escrito en el Nuevo Testamento que en el Antiguo, pero de este pasaje que está precisamente en las Escrituras Hebreas, sí que se acuerdan.

Un discurso de rechazo a los gays que se ensalza con muchos otros argumentos  que pueden sonar hasta disparatados, como el de un supuesto lider de los movimientos gay en US que quiere practicamente “conquistar el mundo”. Y que permite que no tengan problema alguno para juntarse con neonazis para “marchar en defensa de la familia”, cuando con aprobar el matrimonio gay las familias heterosexuales jamás correrán riesgo alguno.

Sin embargo, este versículo de Levítico es muy directo al grano y en pocas palabras dice demasiado. En el Nuevo Testamento, el apostol Pablo dice cosas mucho más duras, explayándose con todo ¿No me creen?

“Los hombres, por su parte, en lugar de tener relaciones sexuales normales, con la mujer, ardieron en pasiones unos con otros. Los hombres hicieron cosas vergonzosas con otros hombres y, como consecuencia de ese pecado, sufrieron dentro de sí el castigo que merecían”.
(Romanos 1:27, Nueva Traducción Viviente)

“Pues la ley no fue diseñada para la gente que hace lo correcto. Es para los transgresores y rebeldes, para los desobedientes a Dios y los pecadores, para quienes no consideran nada sagrado y que profanan lo que es santo, para quienes matan a su padre o a su madre, o cometen otros homicidios. La ley es para los que cometen inmoralidades sexuales o los que practican la homosexualidad o los traficantes de esclavos,t los mentirosos, los que no cumplen sus promesas o los que hacen cualquier otra cosa que contradiga la sana enseñanza.”
(1 Timoteo 1:9, 10 NTV)

“¿No se dan cuenta de que los que hacen lo malo no heredarán el reino de Dios? No se engañen a sí mismos. Los que se entregan al pecado sexual o rinden culto a ídolos o cometen adulterio o son prostitutos o practican la homosexualidad”
(1 Corintios 6:9 NTV)

Ahi lo tienen, la homofobia de la cristiandad tiene fundamento, y está en su máximo libro de referencia.

Para constrastar, este artículo del blog de @ffuentes_:
Gays Evangélicos