web analytics

SimCity Social: Malditos diamantes

por
VIdeojuegos en ferdotcom » 30.07.2012

Si eres fan de los SimCity, y aún no conoces el SimCity Social, la nueva aplicación de Facebook… pues no te has perdido gran cosa, mejor que no lo conozcas. La verdad, esto no es para los seguidores de la creación de Will Wright inspirada en Raid of Bungeling Bay y quienes tenían la expectativa de encontrarse con una versión flash del clásico SimCity 3000 (o al menos del 2000, pero con gráficos bonitos y “actuales”) se van a llevar una buena decepción. Que sería peor si no supiéramos que en 2013 tendremos una quinta entrega y auténtica secuela del genial SimCity 4, que se llamará “SimCity” a secas, y promete superar todo lo que alcanzó su predecesor.

Que SimCity Social era el regreso de una franquicia que sus actuales propietarios, Electronic Arts (los mismos que sacan un FIFA y un Madden cada año y un Battlefield o Medal of Honor cada dos) había dejado abandonada ¡DESDE 2003! Cierto, en 2007 salió cierto experimento llamado “SimCity Societies” (que yo compré original como parte de la SimCity Box, que adquirí en realidad porque venía además de este, el SC4), que en realidad poco y nada tenia del sistema de gestión de ciudades que llegó a su nivel máximo con el SC4, era otra cosa que a la abundante fanaticada de SimCity no gustó. A mi tampoco. Y ni lo desarrolló Maxis.

Asi que cuando se anunció SC Social, la enhorabuena era mucha y en lo personal, lo sentía como un pequeño aperitivo freemium, un sabroso entremés por cuenta de la casa de EA, previo a la presentación de aquel quinto “SimCity” (al que de ahora en adelante llamaré SimCity 5) que puede convertirse en el primer título que me haga regresar a jugar con un PC, tras abandonarlo como plataforma de gaming en reemplazo de una consola.

Y es que cuando EA anunció el SC Social en la E3 a principios de junio recién pasado. un eslogan aún más aumentó esas ilusiones: “More City, Less Ville”. Tan corto que alcanzaba para un hashtag de twitter pero que al mismo tiempo decía mucho. Era una indirecta hacia el alguna vez exitoso “CityVille” de Zynga, otro juego de Facebook que copió varios conceptos del SC clásico. agregando sus propias ideas como que para poder construir los mejores edificios en tu ciudad, o hasta incluso aumentar el terreno disponible para crear tu ciudad ideal, había que pagar por ello. Y con dinero real.

Con ese lema, se tenía la ilusión que este SimCity adaptaría lo mejor de los SC clásicos, permitiendo una competencia entre quienes sigues en Facebook. Seguramente encontraríamos construcciones muy geniales por las que será necesario pasar por caja,, pero todo sería opcional o podría también obtenerse dedicando sus buenas horas al juego. Como las perlas del Rainbow Moon.

Al final era Less City, Same Ville.

Cuando empiezas a jugar a SC Social comienzas a notar que esto no es lo que estabas esperando. Todos los jugadores del SimCity de la “red social” azul empezarán con la misma topografía. Nop, no puedes modificar el terreno antes de establecer tu ciudad, ni muchísimo menos escoger un patrón de terreno. Y eso que en el SimCity de Super Nintendo podías hacer lo segundo. Y no es por nada que haga esta comparativa, que en el SC de SNES puedes hacer muchas cosas que en SC Social no podrás o tendrás que pagar por ellas. Y el SC de Super tenia mejores canciones.

El terreno en sí disponible que se ve en pantalla y que se puede recorrer mantiendo presionado el clic izquierdo del ratón, es inmenso, se ve hasta más grande que el predeterminado en SimCity 3000, pero malas noticias, en un principio solo podrás construir en un 25% de ese terreno. Que ya me estaba imaginando la tremenda metropolis que podría desarrollar con semejante terreno visible pero con el disponible aspiro a tener un villorrio, pero lleno de edificios de cinco pisos. Un pueblito ABC1, si hago las cosas bien.

No importa. A construir la fuente de poder. Nop, no hace falta. No necesito construir una central eléctrica. Este es un mundo perfecto donde un HidroAysén no sería ni necesario, la energía proviene de quién sabe dónde, quizá el ego de Mark Zuckerberg alimenta esta ciudad con más eficiencia que las megaturbinas termoeléctricas en Tocopilla. Y la energía es infinita y no cuesta simoleones. Al menos un problema menos para todos los que se vienen.

A construir las áreas residenciales , industriales y comerciales. ¡Tampoco! Acá se construyen directamente las casas, los negocios comerciales y las fábricas. Puedes construir una fábrica de helados, una de dulces, y mish, una de autos Mercedes-Benz, porque la marca de coches de lujo de Daimler AG es uno de los grandes auspiciadores que se consiguió Electronic Arts para el lanzamiento del juego. Claro, si el juego es gratis, hay que financiarlo de alguna manera. Y vaya manera.

Puedes escoger entre una lista de negocios comerciales y de industrias, cada una de ellas cuesta una cantidad de simoleones o bien dos nuevas unidades “monetarias” que no existían ni en el SimCity 4 ni en el Societies: Diamantes y Materiales. Tengo buena cantidad de materiales y empecé con 20 diamantes, asi que construyo un par de almacenes y sus buenas industrias.

Me faltan las casas… pues solo hay un tipo de casa, de dos cuatritos por dos. Pero me explican que estas casas crecerán y se transformarán en edificios conforme pase el tiempo. Es lo único de los SimCity clásicos que efectivamente tiene el SC Social entre lo que he descubierto hasta ahora.

Esperen otra vez… nada se construye al instante. Aparte de que tienen que estar las construcciones a un lado de una calle para que funcionen (me imagino que desde las calles proviene la energía eléctrica infinita) Debo cliquear una media de dos a tres veces en las industrias y negocios para que funcionen. La última vez que cliquee, aparecerá una ventana que verifirá si poseo cierta cantidad de materiales en los que no reparo. Hago tap (porque juego con un notebook y acá no se cliquea, se hace tap en el trackpad) en el botón “terminar construcción” y al fin termino.

Ahora descubro que los materiales se generan automáticamente cada cierta cantidad de minutos en las industrias que construi y los simoleones, de la misma forma en los negocios comerciales. Bien, no hay que preocuparse por recaudar impuestos al final del mes (de hecho, no hay un calendario, no sabemos en qué año se encuentra la ciudad en la que estamos jugando) Asi que junto de uno y de lo otro sin preocuparme. Y sigo agregando adornos a mi ciudad que me explica el juego que mejoran la calidad de vida y permiten que aumente la población de mi ciudad. Que si la plaza, la piscina recreativa, el carrito que vende hot-dogs… hasta que en un momento se me acaba la energía y no puedo construir más…

Pasó que tienes cierta cantidad de “baterías” y cada vez que construyes, cobras materiales o simoleones en un negocio o fábrica, consumes una pila. Y cuando se te acaban, ya no puedes hacer más. Bueno si, esperar un par de minutos para que ganes una bateria. O subir de nivel para se te recargue el suministro de pilas. O pagar con dinero real, con una cantidad mayor de las mismas.

Y cierto, se sube de nivel de muchas formas, aumentando la población de tu ciudad, o cada vez que cobras en los negocios o industrias, ganas estrellas que se transforman en el equivalente  a lo que serían los puntos de experiencia de un RPG (y esto tampoco lo había visto en SimCities anteriores)  y cuando acumulas cierta cantidad, subes a un nivel y con este ganas unos pocos diamantes y te recargan la capacidad de pilas. Al menos al subir los primeros niveles, porque después solo ganarás simoleones y materiales y las pilas, baterías siempre ganarás al subir de nivel.

Al construir nuevas instalaciones como las necesarias en toda ciudad (como la estación de bomberos), me doy cuenta que debo contratar personal o sino esa instalación no funcionará. Y para ello tengo que invitar a amigos (si no juegan a SC Social, serán invitaciones para que empiecen a jugarlo) o pagar con diamantes. Y que no es que tengo que contratar a una persona, sino a muchas.

Lo mismo para expandir mi ciudad más allá de los limites que tengo. Tengo que acumular “land permits” para poder adquiir un terreno que no es más que el 3% de toda el area disponible para jugar. O pagar con diamantes. Y si obtengo una expansión de terreno, para la próxima requeriré pedir más permisos de terreno. O pagar con más diamantes. Y el poco terreno que me dan no te permite planificar mucho que digamos.

Y acá me detengo. Los diamantes de verdad son el gran obstáculo de este juego. Los malditos diamantes. Con todo lo que he contado, aunque no se acerca casi en nada al SimCity de toda la vida, los elementos que han simplificado y que han agregado te motivaban en un principio a seguir jugando. Los diamantes son muy bonitos, son de color morado, te dan 20 cuando empiezas a jugar, pero solo te regalarán unos pocos al avanzar los primeros niveles. Después, será practicamente imposible conseguirlos jugando. Tendrás que pagar dinero real por ellos.

Y con estos diamantes podrás comprar no solo industrias y negocios “premium”, sino poder expandir tu ciudad sin tener que molestar a cada rato a tus amigos o contactos a que te den una serie de permisos que cada vez serán más y más. Lo mismo para habilitar ciertas construcciones que en los SC de toda la vida solo cuestan máximo una cantidad de simoleones mayores que lo demás.

Por lo tanto, tras el entusiasmo inicial, te darás cuanta que que pasarás muchos días, semanas, estancado en una ciudad que no podrás crecer mucho más, cliquendo en los negocios e industrias a cada rato, lo que pasado unas horas termina cansando (sino colapsando tu navegador, que me pasó muchas veces). Probablemente tendrá muchos más habitantes que cuando la empezaste, pero yo quiero tener una gran ciudad con muchos habitantes, no una nanópolis sobrepoblada.

¿Y pedirle a mis amigos? Ese es el tema. Yo en Facebook no sigo a cientos de personas, sino a un círculo demasiado limitado de gente, no llegan a los 96 y deberían ser mucho menos. Asi que me veo en la situación de que solo podré interactuar con un puñado de contactos que también juegan a SC Social. Ni a mi novio le interesa el juego este, odia los juegos de Facebook. Asi que la realidad es que solo puedo interactuar con otros 5 jugadores y solo a ellos puedo pedirles permisos y ayuda. Lo que al final termina cansando. ¡Que no quiero depender de otros para que mi ciudad crezca!

Yo quería aunque sea una experiencia cercana a lo que es el SimCity de toda la vida, pero al final terminé reinstalando el SimCity 4 que había olvidado. Porque SC Social tiene de verdad bien poco de un SimCity clásico. Y esto no es lo que estaba esperando. No es un aperitivo, son las servilletas que reservas para el gran plato de fondo que sigues, sigo, esperando. Aquel que llamo SimCity 5 y que saldrá a la venta en febrero de 2013 para PC.

“SimCity Social” (2012)

Desarrollado y publicado por: Electronic Arts
Plataforma: Facebook (con cualquier navegador que soporte Adobe Flash funciona)
Dirección: http://apps.facebook.com/simcitysocial
Lo mejor: Es muy mino, está muy bueno, el personaje del bombero.
Lo peor: Diamonds nudges forever
A quién se lo recomendaría: A quién le gustó CityVille o tenga muchos contactos en Facebook que también jueguen a SC Social.
A quién NO SE LO recomendaría: A un verdadero fan de SimCity. Que espere a SimCity 5 

  • Gisi

    Tienes razon, termino siendo como Sims Social…

  • A mi me paso q jugando al sim city social, la poblacion me llego a 2600 y luego un poco mas y zas!!! de repente quedo en cero y no hay nada q haga para revertirlo. Y ENCIMA LA RAZON PARECE relacionarse con un rapido aviso en ingles, que te dice algo asi como que la ciudad esta alejada de la “mainroad” carretera principal? no se.

    Pero todas las casas, salvo comercios e industrias, se desvalorizaron asi de rapido, los edificios se tranformaron en meros chalets iniciales. y en todas las construcciones aparecen unos cartelitos, con la imagen de 1CAMINO con una X delante.. no se como solucionarlo. fin

    • Patricio Steiven

      lo que te devio pasar es que las calles deven conestar el puente y una especie de rotonda y vos seguro la cortaste

      • patricio steiven

        asi…