web analytics

Rainbow Moon: El SRPG con más contenido jugable por su precio en PS3.

Made in Germany, publicado por una empresa de Hong Kong, y con una jugabilidad que recuerda la mejor época del Simulation RPG japonés.

por
VIdeojuegos en ferdotcom » 16.08.2012

Las últimas noches durante este mes han sido más o menos igual: Enciendo la consola con la idea de jugar al “Rainbow Moon”. Mi plan es estar a lo más unas dos horas antes de dormir. Pero no, terminan siendo tres, cuatro horas. Y obligado a despertarse al dia siguiente muerto de sueño. Y esto no ha ocurrido solo los primeros días, con el entusiasmo de un juego nuevo que te gusta.

Nop, la adicción a Rainbow no desciende, se mantiene hasta el día de hoy: Que voy a subir un poco el nivel de Baldren, que quiero juntar más Rainbow Coins para comprarme la magia con la que ya no habrá que preocuparse más de la comida, que necesito acumular más Rainbow Pearls para subir la rapidez de Serena, que vamos a resolver este calabozo, derrotar a este enemigo con forma de cañón que protege una isla solitaria que aloja un cofre del tesoro, en una batalla contra 34 enemigos…

Con tanta adicción al juego este, ya llevo acumuladas 75 horas de juego. Que compré el mismo día en que salio a la venta en la PlayStation Store estadounidense, el 11 de julio (los jugadores europeos pudieron obtenerlo una semana antes). Parece mucho, pero no es tanto. En el ranking mundial de jugadores disponible en la web oficial de Rainbow Moon, los primeros 10 lugares llevan mínimo 218 horas, con un nivel entre 600 y 999, el máximo. Mi personaje más poderoso apenas va en el nivel 59, al momento de escribir esta nota.

A continuación, mi reseña de uno de los juegos exclusivos de la PlayStation Network que más valor y contenido jugable te ofrece por lo bien poco que cuesta en dinero. Realizado por alemanes, publicado por chinos, y evocando a los mejores tiempos del SRPG japonés, esto es Rainbow Moon.

Vamos con la ficha antes de empezar:

“Rainbow Moon” (2012)
Desarrollado por: Sidequest Studios, de Alemania
Publicado por: Eastasiasoft, de Hong Kong
Plataforma: PlayStation 3 (exclusivamente en PlayStation Network)
Precio:
US$14,99 en la PS Store de Estados Unidos, €13 en Europa.
El juego instalado pesa: 1.4 gigabytes aproximados.
¿Trofeos?: Sip, 52 trofeos y uno de platino
¿DLCs?: Paquetes con dinero e itemes que también se pueden conseguir jugando, sin tener que pagar por ellos.
Web oficial: www.rainbowmoongame.com

Ese es mi gamertag en Rainbow Moon, que se actualiza conforme avanzo en el juego ;)

Long way home.

Hay gente que se compra una consola y la desperdicia jugando exclusivamente a títulos de fútbol soccer. Ya estoy por cumplir un año con mi PlayStation 3 y ya me he armado mi buena colección de títulos, en la que ha predominado el errepegé, los juegos de rol de toda la vida. Empecé por Final Fantasy XIII, el más subvalorado de la saga con una trama digna de teleserie brasileña y un modo de pelea enganchante. Me cautivó Skyrim (mi primer trofeo de platino), con sus paisajes apantallantes y el FUS RO DAH! Me encantó Final Fantasy XIII-2 para después decepcionarme con su desenlace y pasé muchas rabias con los jefes chungos del Star Ocean: The Last Hope International, otro juego con final que defrauda. Y hasta le di una segunda oportunidad a Phantasy Star IV (includo en la Sonic’s Ultimate Genesis Collection) que en su momento dejé inconcluso por que a mitad de historia se muere la heroina que más admiraba.

Eso si no dejo fuera a otros titulos de acción, todos ellos con grandes historias con grandes pretensiones que puede que terminen mal o muy bien (nunca olvidaré la batalla final de Skyrim, nunca), pero todos invariablemente con grandiosas historias de salvar un mundo, evitar su destrucción, que llegaron los dragones y eres el escogido para sacarlos de la faz de la tierra, eres un niñato que junto con otros niñatos son la última esperanza para salvar el mundo. El futuro de la humanidad es un desastre y se te encarga la misión de cambiar ese futuro, pero ocurre que si cambias el futuro, cambias el pasado….

Ufff…. ¿ven? historias densas, con grandes, enormes aspiraciones. Tras pasar por todas ellas, encontrarse con Rainbow Moon es como tomarse un necesario respiro: Eres un caballero que en el reino donde vives tenías un rival y ese rival le lanza un hechizo que te traslada mediante un portal a otro mundo. Y ahora tu objetivo es salir de aquel mundo, y regresar a casa ¡Eso es todo!

Aunque claro, justo con tu llegada a este mundo desconocido empezaron los monstruos a poblar esta luna, porque no es un planeta, sino precisamente la Rainbow Moon, y los monstruos, como ya se puede adivinar, no llegaron en son de paz y de inmediato empezaron a asustar a sus habitantes. Los mismos que, cuando los visitas, desconfian de ti por creer que eres un monstruo más (o peor aún, su lider). Asi que para que empiecen a estimarte, les ayudas eliminando a los bichos que los están molestando y una vez que lo consiguen, te cuenta que, ¡vaya! si habían visto a tu rival pasar justo antes que tú y parece que justo cuando este tipo hace acto de presencia, aparecen los monstruos o las bestias presentes se ponen hostiles…

En resumidas cuentas, todo se reduce a buscar una serie de artefactos que te ayudarán a contruir un gran dispositivo con el que podrás regresar a casa, mientras averiguas qué tiene que ver tu rival con la aparición de los monstruos en Rainbow Moon y el hecho que te haya enviado a esta realidad.

Una historia demasiado sencilla que me representa un tremendo respiro, tras pasar por tantas historias densas que, si, estaban bien, pero llega un momento que es necesario una pausa y darse tiempo para un juego más lúdico. No por nada ya me he conseguido otros dos RPGs que tienen muy buena pinta, pero por su densidad de argumento, prefiero empezarlos una vez que consiga el trofeo de platino del Rainbow: Valkyria Chronicles y White Knight Chronicles II, que viene además con el I.

Porque en Rainbow Moon, la historia es lo de menos

Sino su enganchante modo de juego. Rainbow Moon es un SRPG, es decir, peleas por turnos donde tus personajes tienen un cierto límite de movimientos por cada turno, Como en Ogre Battle o Final Fantasy Tactics. Más claro queda en el siguiente video:

Pero no es necesario que hayas jugado a estos títulos para entender su modo de juego. Y si ese es tu caso, decir que si has jugado a un RPG por turnos clásico (desde cualquier Final Fantasy previo al X hasta el Lufia o especialmente los Shining Force), Rainbow Moon te enviciará desde el principio. Sino, probar la demo disponible gratis en PSN es el mejor paso para comprobar por tu propia cuenta si el aspecto fundamental de este juego te convence.

Como es un juego descargable, la falta de manual de instrucciones la compensa una serie de tutoriales muy extensa a las que accedes de a poco conforme progresas en el juego. Cuando empiezas la partida te aparecen un par de ellos, muy breves, explicando las reglas básicas y conforme avances, más tutoriales te explicarán aquella función o posibilidad que acabas de descubrir. Esto es mucho mejor que aquellos titulos que arrancan con aburridos y exteeensas guias. ¡Que queremos jugar! y eso siempre podrás hacerlo desde el principio.

La curva de aprendizaje en si es lenta pero equilibrada, con lo que se consigue fácilmente entender las mecánicas más avanzadas del juego, así como acostumbrarse a sus limitaciones.

Por ejemplo, no tenemos capacidad infinita de itemes, por lo que deberemos organizar sabiamente las pociones e itemes curativos que llevaremos con nosotros. Además, cada personaje tiene una barra de hambre, que deberemos evitar que llegue a cero alimentandolos con comida que podemos acumular en otro inventario también muy limitado. Afortunadamente, se podrá adquirir objetos que aumenten las capadidades de nuestro inventario… pero podrás comprarlos más adelante, cuanto se cuente con suficiente dinero, que al principio cuesta obtenerlo y conforme avances en el juego será más sencillo.

Es toda una molestia tener que preocuparse por el hambre de los protas, pero más adelante en el juego podrás comprar una habilidad pasiva con la que no habrá que preocuparse nunca más de la alimentación de tus héroes.

Volviendo al tema, el juego empieza a engancharte por sus tutoriales y lo sencillo de aprender sus mecánicas. Y se transforma en un vicio al ganar y ganar más batallas: El juego está desarrollado para que si haces las cosas bien, no te tome tanto tiempo conseguir que tus personajes suban de nivel. He leido criticas respecto a que Rainbow Moon te obliga a “grindear” constantemente, pero en realidad no es tan asi. Si se dedicas a esquivar enemigos y solo enfrentarte a unos cuantos, puede ser, pero si te tomas el tiempo de derrotar cada bicho visible en el mapa con el que te topes, no tendrás mayores problemas para hacer crecer a tus personajes y avanzar en la historia.

Especialmente en los calabozos. Es mi mayor consejo: En los calabozos, derrota a todo bicho que veas en el escenario antes de enfrentarte al jefe.

Lo mejor: cuando te acercas a un enemigo, se muestra en pantalla su nivel de experiencia, por lo que puedes compararlo con el tuyo para comprobar antes de enfrentarte si vale la pena empezar una batalla. Si el enemigo tiene un nivel hasta dos veces superior al tuyo, siempre será posible derrotarlos.

Asi se deberían hacer los “juegos sociales”.

En Rainbow Moon los personajes adquieren experiencia con rapidez, pero cada vez que suben de nivel, solo suben sus puntos de vida, entre otras estadísticas. Para aumentar en tu personaje otros aspectos, como su fuerza, rapidez, suerte, o darle más puntos de vida o de magia, es necesario recurrir a las Rainbow Pearls. Las obtienes al derrotar a los enemigos… pero el personaje que derrote a un enemigo obtendrás las RP correspondientes de ese bicho y no sus compañeros. Mientras los puntos de experiencia se reparten de manera equitativa entre todos los personajes que estén vivos.

Eso modifica bastante tu estrategia, porque habrá que planificar no solo cómo pelear, sino qué personaje derrotará a cual enemigo, para repartir el botin de Rainbow Pearls como lo requiera la situación.

En la PlayStation Store hay a la venta paquetes con los que puedes conseguir cientos de Rainbow Pearls para el personaje que quieras sin tener que gastar tiempo en pelear por ellos. En la semana de lanzamiento vendieron un paquete con 500 RP para cada personaje pero ya no está disponible y solo se puede comprar un paquete por cada personaje. Vamos, como en los juegos “sociales” de Facebook, pero a diferencia de estos, no es obligación pasar por caja para adquirirlos. Y ni falta que hace, si el juego termina enviciandote.

¿Solo tres personajes?

Pese a lo muy divertido que es efectivamente el modo de pelea, desde el principio le veo algunas limitantes y reparos. La más notoria, en una pelea solo puedes tener un equipo de hasta tres personajes, cuando cuentas con hasta seis disponibles. Y las batallas no son de tres contra tres enemigos, ni contra cinco, son contra siete, diez, en ocasiones hasta ¡37 enemigos!

¿Como habría resultado el modo de batalla con cuatro, cinco, hasta los seis personajes en batalla? Además que se me hubiesen ocurrido muchas más estrategias posibles para desarrollar las peleas, se evitaría el tener que abandonar a la mitad de tu reparto de héroes para concentrarte en solo tres personajes.

Y es que el juego no te invita a usar a los seis personajes en diferentes intervalos, sino que una vez que los tienes a todos, escoger a tres y con esos “apañarte” el resto de la aventura dejando en el armario, llenándose de polvo a los demás. A mi me pasó que “escogí” a Baldren, Trisha y Gorodo y a medio camino me dí cuenta que con Serena estaría mejor que con Trisha, pero Serena estaba con un nivel tan bajo que tuve que regresar y dedicarme a enfrentar a enemigos menos poderoros para equilibrarla frente a sus dos compañeros. Valio la pena, que las magias de Serena son de-vas-ta-do-ras.

Y eso es otra cosa, el juego te incita a que tu equipo de luchadores lo integre al menos una mujer, que puedes ganar ventajas en defensa, especialmente al enfrarnos a los jefes… jefes, oh si, los jefes…

Los jefes de Rainbow Moon, o al menos con los que me he enfrentado hasta ahora, más que jefes son versiones más poderosas de enemigos a los que ya te has enfrentado en el calabozo en el que te encuentres. Y aunque todos están acompañados por decenas de otros enemigos, no recurren a ellos como escudo sino en la mayoría de los casos se ponen en primera fila y se mueven directamente hacia el más débil de tus personajes para atacarlo cuerpo a cuerpo o con magias de corto alcance, por lo que en varios casos la dificultad de estas batallas las realzan los propios enemigos que cuentan con magias de mayor alcance o más poderosas.

En consecuencia, las peleas contra jefes no se diferencian grandemente de las contra enemigos normales, ni tampoco son extremadamente largas. O son muy breves porque los enemigos te derrotaron de inmediato, o de una media de 15 a 25 minutos cuando la situación de tus personajes está más equilibrada comparada con la de los bichos.

Las peleas contras los jefes podrían ser más complejas y con mayor diversidad de estrategias de ataque, pero así como están tampoco desentonan con el ritmo general del juego, eso que quede claro.

Para el final, lo mejor:

Quienes desarrollaron este juego, aman tanto los SRPGs como nosotros y eso lo reflejaron en cada detalle de Rainbow Moon. Graficamente puede parecer desfasado para alguien acostumbrado a ver mundos hiperrealistas en 3D a 1080p, porque es muy diferente a lo acostumbrado y te devuelve con fuerza a los tiempos de los 16 bits: Con su vista isométrica (o aérea de 3/4, como también se le llamaba en su tiempo), ¡esto parece un juego de Super Nintendo! De esos donde la gráfica no importaba tanto y lo importante por sobretodo era el gameplay.

Pero aún así, vistosamente es una delicia,, con su mar en movimiento, el detalle pero sin exagerar de los escenarios, y los personajes que aparentar ser los únicos elementos poligonales del juego. Incluso los calabozos están llenos de adornos visuales minusculos, como bibliotecas, pasadizos de madera….Y los personajes tienen un detalle tan cuidado, que cuando les equipas una nueva armadura, esta se refleja en los personajes y su vestimenta cambia. Hay un par de armaduras que me encantaron solo porque Gorodo y Baldren se veían genial vestidos con ellas. Y la ropa (o sea, las armaduras) no son estáticas: Se mueven conforme los personajes caminan o realizan o reciben ataques.

La banda sonora está muy buena, desde aquel solo en piano que se escucha en la pantalla de inicio, pero no siempre pasa la prueba de fuego de los RPG: En un juego de este tipo, determinadas canciones las escucharás tantas veces, como las de las peleas, que a la larga terminarán cansando, lo que inevitablemente me sucedió con un par de ellas. Afortunadamente, en Sidequest Studios se la ingeniaron para que no escucharas siempre la misma melodía en cada enfrentamiento, sino que esta cambie dependiendo de en qué región del mapa principal o en qué calabozo te encuentres.

Por último, lo que más demuestra cuando aman este género quienes desarrollaron este juego, son sus tutoriales: No te tratan como un tonto, sino te relatan las normas de una manera muy amena y en la que en ocasiones hasta te salen sus buenas carcajadas. Las partidas puedes guardarlas en cualquier minuto (“Sabemos que odias tener que guardar en savepoints y perder todo lo acumulado cuando pierdes una pelea”, dicen en un tutorial) Y cuando te derrotan en una pelea, no hay Game Over, sino vuelves al punto donde estabas, aunque sin todos los items que consumiste en ella y con un personaje con un punto de vida y los demás noqueados.

Ah si, el juego está solo en inglés. Podría considerarlo un fallo del juego y exigir su traducción al español…. pero la verdad, en esta generación nos hemos mal acostumbrado a recibir todo traducido al castellano, lo que habla bien de cómo la industria de los juegos de video está considerando al mercado latinoamericano. Y hasta hace no mucho tiempo, no era así, las traducciones al castellano eran para los españoles y para el PC, no para las consolas latinas. No son tantos los díalogos y el juego es tan denso para comprender una historia muy sencilla, con nociones básicas de inglés, las mismas con las que conseguimos superar los inolvidables RPGs de 16 y 32 bits, se puede jugar al Rainbow Moon y entenderlo.

Pero lo más impactacte sigue siendo el precio. Este Rainbow Moon da para contarles muchas, muchas cosas más, traté de resumir al máximo el relato de todas sus probabilidades, Y el juego sigue costando sólo 15 dólares en la PlayStation Store. No podría definirlo como el mejor RPG de la PS3, pero si el que más contenido jugable te ofrece de verdad, por lo que pagas por el.

Lo que sí, me gustaría ver este juego en PlayStation Vita. No creo que costaría mucho adaptarlo a la nueva portatil de Sony, y con el CrossPlay entre PS3 y Vita sería realmente genial (juegas en Vita y tu partida la continuas en PS3 como la dejaste en Vita y luego vuelves a jugar en Vita con la partida como la dejaste en PS3…) No me extrañaría que estuvieran preparando ya la adaptación, que PSvita está necesitada de buenos juegos para convencer de una vez por todas a adquirirla.

  • Cristian

    Excelente fernando, descargué la demo para probar cómo sería, ya que también soy muy fan de todo tipo de RPG y me dejó buenas sensaciones,d después de esto, compra asegurada.

  • Www.big1.es

    Me he quedado alucinado con la soltura con la que has definido tu pasión por este RPG, tu amor al Final y a otros juegos, eres todo un poeta, te animo a que escribas un libro sobre el mundo del RPG, estoy seguro de que lo vendes (al menos uno tienes vendido seguro jeje). Enhorabuena por el artículo, yo llevo jugando a RPGs desde la aparición del ya mencionado por ti Shining Force, illusion of time, secret of mana, terranigma, phantasy star no me gustó pero lo tuve que jugar por ser parte de mi trayectoria, final fantasy VII (para mi el mejor de todos 4ever), resto de FF seguidos por años hasta el XIII que como bien dices defrauda un poco…en fin he tenido una juventud muy parecida a la tuya y me ha pasado lo mismo que a ti con Rainbow Moon, de echo he caido en este foro buscando cosas sobre el juego porque ya estoy enganchandísimo…hacía muuucho tiempo que no me enganchaba tanto a un RPG…de estas veces que estás en el trabajo pensando en nuevas estrategias para acabar con una batalla complicada que no has sido capaz de acabar…es de lo mejor que he jugado hasta ahora, la verdad es que hasta los gráficos me gustan, los spells son la caña jaja y las animaciones son muy estilo FFVII, cosa que me hace tener buenos recuerdos y sentirme “como en casa”…debo decir que este RPG tiene detalles que hacía mucho que no veía, como lo que has comentado de guardar donde quieras (creo que la última vez lo vi en Skies of Arcadia), ponerle nombre a tus pjs (sigo usando los nombres de mi infancia…Squall, Tifa…), en fin, yo lo aconsejo enormemente, les doy la enhorabuena a esta gran empresa por semejante título, animo a todo jugón que se precie a que lo pruebe y a ti te doy la enhorabuena también por este gran post, te lo has currado.