web analytics

Los 5 mejores juegos de soccer, para alguien al que no le gusta ni el soccer ni los videojuegos de soccer

Ni FIFAs, ni PES ni ISSSD clasificaron en este listado, que reúne títulos que olvidando el realismo y las reglas del juego, consiguieron experiencia más entretenida, o menos aburrida

por

Ránkings sobre lo que a uno le gusta es lo más fácil que se te puede ocurrir hacer, ¿pero de lo que más te gusta dentro de un género que particularmente detestas? Eso puede ser un desafío interesante.

Y si hay dos géneros dentro de los juegos de vídeo que raramente me han atraído, son los juegos de lucha (de los que estoy preparando otra lista); y mucho menos los de fútbol, que ahora uno los llama simuladores porque a eso es a lo que aspiran. A emular de la forma más realista posible la acción de uno de los deportes que más me aburre, donde anotan una vez cada media hora y sus jugadores se visten con atuendos en los que cada muestran menos cuerpo de lo que uno quisiera.

Pero no siempre fue así. En los tiempos de las consolas de 16 bits y mucho antes, el objetivo no era mostrar la experiencia futbolera más realista, sino simplemente la más entretenida, aunque fuera necesario olvidarse de los fundamentos del soccer. Consiguiendo producciones que cautivaron incluso a un servidor, que con el balonpié, insisto, nada de nada.

Esta lista recuerda a los mejores exponentes de esa época. Que debería regresar. En un ránking donde el ganador no es el que tiene los mejores gráficos o el mejor sonido, sino el título con el que la pasé mejor, que me entretuvo más por una razón u otra. Algunos quizá les suenen, pero otros, son auténticas rarezas que igual tenían su punto divertido.

De todas maneras, reconozco que preparar este listado no fue fácil. Terminé seleccionando a cinco porque no encontré más juegos. No consideré aposta, a cualquier producto publicado por Konami o Electronic Arts. Y con eso dejas bastante material fuera. Tampoco el género te deja muchas ideas creativas para redactar al respecto, que nos referimos al deporte que más abusa de las frases prefabricadas en su cobertura. Dicho todo lo anterior, empecemos:

5. When it shoots… SCORES!!

“Super Formation Soccer” (1991) para Super Famicom, desarrollado por Human Entertainment (los creadores de esa maravilla llamada “Clock Tower”) fue el juego que inició una franquicia con 4 secuelas que no llegaron a salir de Japón.

Pero esta primera entrega, si que la conocimos en territorio europeo y americano, porque Nintendo la tomó, le hizo unos cuantos retoques, agregó el auspicio de SimCity en las graderías y lo vendió para el lanzamiento de la Súper Nintendo, llamándolo simplemente “Super Soccer”.

Este no es visualmente el mejor juego del género que ofreció la consola, pero sí uno muy diferente y entretenido para jugar entre amigos. Desde la perspectiva mirando en frente a uno de los arcos con un efecto tridimensional cortesía del querido Modo 7, y sus jugadores pequeñines, simples de manejar y con los que fácilmente podías hacer sus buenas jugadas, aunque con tanto número sobre los personajes igual uno se enredaba.

Y su banda sonora, qué banda sonora. Ahora todos los juegos se soccer se limitan a ponerte el sonido ambiente para acompañar los partidos. Pero antes, se escuchaba además música de fondo. Y en el caso del Super Soccer, unas melodías muy pegotes, que cambiaban en función del equipo al que le tocara el arco hacia el norte. Aún recuerdo la de Alemania, Brasil, Argentina y los EE. UU.

4. Nada mejor que celebrar goles con fuegos artificiales

Antes que John Madden le pusiera su nombre a un juego o que Leo Messi se sintiera importante por aparecer en la portada del FIFA, el mismisimo Pelé le puso su rúbrica a un videojuego.

“Pelé’s Soccer” (1980) también llamado “Championship Soccer”, y que yo llamaba “el juego de futbol de los seis rectángulos” fue uno de los juegos estrella de Atari, Inc. para su Video Computer System (que después rebautizarían como Atari 2600).

El equipo rojo de tres rectángulos agrupados como un triángulo, se enfrenta a la poderosa y laureada selección de los rectángulos azules, que con su formación 2-1 triangular se convirtieron en el favorito del torneo, en el Clásico más esperado de la historia, tanto que la hinchada llegó con un cargamento de fuegos artificiales, para que no queden sin cada vez que el equipo de sus amores anote un gol.

Con un solo tiempo de 3 minutos, y muchas opciones para variar el juego (arcos más grandes, dos arqueros en el arco, mayor distancia entre jugadores del equipo) Pele’s Soccer ofrecía un desafío interesante, con una física para el movimiento del balón más compleja de lo que uno cree. No es lo mismo si tiras la pelota con el “delantero” que con sus dos acompañantes, Y la intensidad con la que presionas el único botón disponible también define la fuerza con la que se lanza la pelota.

Los duelos con amigos eran impredecibles. Cualquiera podía ganar en el juego este, aunque en la vida real fueras un paquete en el jurgol. Y enfrentarse a la computadora no era sencillo, si te descuidabas, terminabas sufriendo palizas con una diferencia de puntos que más parece de rugby que de otro deporte.

Cierto que en sí, el juego poco de simil con el balonpié propiamente tal. Pero si lo piensas, en realidad estamos frente a lo mas cercano a otra variación del futebol, que se juega en una mesa y su simulador más realista, se encuentra en el siguiente puesto de esta lista.

3. El simulador más arcade.


“Foosball 2012”
publicado por GripGames y desarrollado por 3Dvision, para PS3 y PS Vita, es el simulador que a nadie se le había ocurrido antes: Uno de foosball, el fútbol de mesa, o futbolín, metegol o taca-taca como lo llaman en mi país.

Escoges una ciudad y realizas un “tour mundial” para enfrentarte a los mejores exponentes de este juego de mesa (uno siempre trolea a ESPN porque cubren hasta los deportes más rebuscados y nunca he visto que retransmitan partidos de futbolín). Cada ciudad tiene su propio escenario y algunas de ellos hasta su característica mesa, todas muy vistosas y llenas de detalles.

Al juego la verdad no le tenía mucha ilusión. Cuando me suscribí al PlayStation Plus, lo descargué aprovechando que era uno de los incluidos en ese momento a su Colección Instantánea de Juegos. Lo probé, y me dejó muy gratamente sorprendido.

De entrada, simula a la perfección el funcionamiento de un “taca-taca”. En la versión de PS3, manejas todo con los dos sticks y puedes configurar que tan cercano a la realidad se maneje todo. En el modo más complejo es todo

Ahora, con el PlayStation Move, la experiencia cambia radicalmente e impresiona con su precisión de respuesta, aunque los enfrentamientos pueden resultar más difíciles.

Los partidos se deciden al primero que meta 10 goles o el que anote más entre los 10 goles disponibles. La fisica del balón es lo más cercana al futbolín real y agrega la posibilidad de jugar con una pelota de fuego o una megundegundás pequeña u otra “tramposa” que cambia las alternativas de los juegos.

Sin embargo, lo que más me sorprendió con este juego fue descubrir el enorme mundillo desarrollado a partir de este juego tan inocente. Que hay torneos profesional y hasta su federación equivalente a la FIFA: en este caso, la International Table Soccer Asociation.

2. Tu rival es tan poderoso, que con solo quitarte el balón, perdiste

“Pro-Soccer” (1983) es una máquina recreativa muy viejuna desarrollada por Data East Corporation. Aquí, la acción se simplifica a un nivel que transforma el aburrimiento del fútbol, en una experiencia arcade muy adictiva.

En este título no juegas a un partido de jurgol: Empiezas con el balón en el centro de la cancha y debes evitar que el equipo rival te lo robe, mientras intentas llegar al arco y anotar. SI metes un gol, ganas puntos y vuelves a dónde empezaste. Si te roban el esférico, o fallas al tirar a la meta, pierdes una vida de las 3 disponibles y también vuelves al punto de inicio.

Al principio, la máquina te vencía a cada rato, pero aún así querías seguir intentándolo e insertabas otra ficha para poder, ahora sí, meter un gol. Nunca me sentí más realizado al conseguir por fin anotar.

Un dato que recién hace poco descubrí, me hizo valorar aún más el salón recreativo donde jugué al Pro-Soccer. Los dueños de ese local se buscaban máquinas muy rebuscadas. Pro-Soccer funcionaba bajo la DECO Cassette System, Una plataforma en común donde los juegos se almacenaban en un medio aparte, muy similar a la Neo Geo MVS de SNK (la versión arcade). Sin embargo, en vez de cartuchos, la DECOCS usaba cassettes. Y cuando iniciabas la máquina (que eso nunca vi en su momento) había que esperar una eternidad para que la cinta se cargara.

Y este es el número 1, el menos importante de todos…

…de acuerdo con el sistema valórico de este deporte, porque el número 1 lo ocupa el portero y en los partidos de barrio, al menos importante lo dejaban al arco y en general, el arquero siempre ha sido el más vilipendiado y menospreciado de los componente de un equipo donde suele sobresalir más el que mete los goles y no todo el conjunto de equipo en sí.

Bueno, pero en este ranking no es así, y el número 1 es el juego de soccer con el que mejor lo pasé.

“Super Sidekicks” (1992) inició una serie de juegos de fútbol con los que SNK consiguió muy buenos dividendos: 5 entregas en total para la Neo Geo. Pero el que empezó todo, era un juego muy distinto a lo que finalmente se transformaron sus continuaciones. Es el más “arcade” y el menos cercano a la simulación de todos.

VIsualmente era espectacular comparado con sus similes de la época. Y pese a ello, muy simple de controlar. Un botón de tiro, otro de pase y nada más, Los jugadores siempre corrían a la misma velocidad sin jamás cansarse y tenías al “Experto” que se mueve con mayor habilidad que el resto. Con notificaciones visuales que te informaban el momento exacto para disparar al arco, dominabas de inmediato el juego y no costaba mucho anotar uno de esos goles que dejan a los periodistas deportivos babeando con comentarios que tienen una connotación homoerótica que dificilmente reconocerán.

Otra cosa que Super Sidekicks tiene y ya se perdió en los juegos de fútbol es la banda sonora. En los partidos escuchabas canciones muy molonas que aumentaban el dinamismo de la acción. Y que mejoraban conforme avanzabas en el torneo.

Este título no tuvo una, sino cinco o cuatro secuelas: “The World Championship”, “The Next Glory”, “Ultimate 11” y “Neo Geo Cup ’98” (que en realidad era una actualización de equipos para “The Next Glory”). Cada una de sus continuaciones abandonó paulatinamente el factor arcade apostando por más simulación y mostrar el potencial de la Neo Geo para mostrar una experiencia de juego lo más cercana posible a una transmisión de soccer por la televisión. Que igual impresionaba, pero que a la hora de jugar, en lo personal no me entretuvo tanto como el primer juego.

Ya viene otro ránking, también controversial, con los 12 mejores juegos de lucha para alguien al que tampoco le gustan los juegos de pelea. Pero eso la semana que viene.