web analytics

Fernastro Express

10.08.2013

24.08.2013

Camino por la ciudad. Sin audifonos, sin música de fondo, sin podcasts de fondo. Alrededor mio pasan autos, muchos autos. Pero no, ni todo el ruido que generan estos bichos impiden que se vaya, que no deje de sentir lo que ahora siento.

Una sensación de serenidad y tranquilidad que hace mucho no sentía. Es lo que me pasa mientras camino, porque estoy pensando en él. En su pelo rubio luminoso y su sonrisa que me cautiva y con la que me derrito lentamente cada vez que la veo. Já, que yo decía que los rubios no eran de mi gusto. Hasta que lo conocí.

En su ñoñeria que siempre me atrajo, en su capacidad para sorprenderme que me ha dejado más de una vez en un desencaje que se transforman en emociones que no puedo controlar. Con las que he terminado soltando alguna lágrima de felicidad.

Por eso camino con tanta serenidad. Porque cada vez que pienso en él, siento que me está acompañando. Y desde esa base, todo se siente mucho mejor, aunque este en medio de la situación más chunga de todas.

Yo seré el experimentado en esta relación, pero la verdad, no recuerdo la última vez que otra persona me hizo sentir de la misma forma. Fue hace tanto, que mejor no vale la pena rememorarlo.

Gracias Juan Esteban, esto es por nuestras primeras dos semanas de noviazgo, que de habernos sincerado antes, seria más tiempo.

Últimos articulos