web analytics

Radiodifusión online en la Región de Antofagasta

por
Clásicos de Colección » 21.01.2016

En diciembre de 2010 realicé este texto como mi trabajo final para conseguir mi título profesional de periodista. Un reportaje que le tengo mucho cariño por las muchas cosas que pasaron para poder prepararlo. Tuvo gran acogida entre quienes lo leyeron y revisaron, y posteriormente publiqué en este mismo sitio en formato Issuu la versión en PDF del artículo.

Han pasado 5 años desde entonces, y ahora vuelvo a publicarlo de una forma mucho más amigable para leer, con lo que también libero su contenido bajo la licencia Creative Commons Atribución – No Comercial 4.0 Internacional.

Esto no es un simple copypaste, actualicé y adapté el texto para el nuevo formato: En primer lugar, eliminé ciertos apartados que eran para la audiencia que inicialmente lo evaluaría y no para un público general. Agrupé de otra forma la estructura para destacar de mejor forma las experiencias de radiodifusores locales que recogí. Agregué notas al pie al final de párrafos con información obsoleta. Y por último agregué contenido extra: En el momento que reseño experiencias internacionales de radios online,.sumé una mención especial a la historia de Ràdio Despí, Radio Battletoads y Game Over.

Aquí se cuenta cómo las principales emisoras de Antofagasta, Tocopilla, Mejillones, Tocopilla y Taltal, aprovecharon la posibilidad de transmitir sus ondas por internet, lo que en un principio era solo un experimiento y que para 2010 ya se había convertido en parte fundamental de su trabajo, el rol con su público e incluso su negocio. Es interesante notar que 5 años después lo que se muestra aquí sigue teniendo vigencia. Todas estas emisoras siguen funcionando y estimando de la misma forma a la emisión por internet.

Como lo hice personalmente a todos los que entrevisté para este trabajo en su momento, nuevamente muchas gracias a todos quienes colaboraron para hacerlo posible. –F.A.C.

Club de Deportes Antofagasta (CDA), visitaba al cuadro de Municipal Iquique (*), en una de las fechas finales de la temporada 2010 del campeonato de fútbol de Primera “B”.
(*) Ahora Deportes Iquique, que subiría a Primera A en 2010, mientras el CDA lo conseguirá al año siguente.

Se trataba de un partido fundamental, tanto para las intenciones de Iquique como para las de los “pumas” del CDA. Por ello, Máxima FM de Antofagasta (99.1 FM) envió a todo el equipo de su programa futbolístico “Pasión Puma” a la capital de la región de Tarapacá, para transmitir tan trascendente cotejo directamente desde el estadio “Tierra de Campeones”.

Jorge “Coco” Torres, relator de Máxima, previo al inicio del partido, explicaba su importancia a los auditores, con la pasión y entusiasmo que lo caracteriza cada vez que juegan los “pumas”: “Los dos equipos tienen características muy similares. Los dos están pensando en subir a Primera A y a ninguno le conviene especular. Si gana Iquique, se le puede escapar en el primer lugar (al CDA). Si gana el CDA, iguala a Iquique (…) Así que se promete un partido muy abierto”.

En Antofagasta, Román Hernández coordinaba y dirigía la transmisión del encuentro por las ondas de la Máxima, mientras el resto del equipo de “Pasión Puma” se encontraba en Iquique.

A pesar de la distancia, la calidad del audio desde el “Tierra de Campeones” era muy buena, cercana a estar “precisamente ahí”, aunque en ocasiones sonaba una interferencia bastante particular, que se notaba con fuerza cuando la voz de Jorge “Coco” Torres se desaceleraba repentina y dramáticamente.

Las proyecciones se cumplieron: El pleito resultó tan “abierto”, que una vez finalizados los primeros 45 minutos, el marcador no varió del empate a 0. Tras el análisis del partido desde Iquique, Román Hernández empieza a leer los comentarios de los auditores.

Aunque Máxima FM emite sólo en Antofagasta y a través de emisoras asociadas, sus transmisiones del balompié llegan a ciudades de la región como Taltal, Calama y Mejillones, la gran mayoría de los mensajes leídos por Hernández provenían desde otros lugares del país: Rancagua, Angol, Santiago… incluso desde el extranjero. Un oyente desde Francia dice: “¡Vamos «Coco», «calienta» el micrófono con un gol del CDA, ya que aquí llueve y con frío!”.

Todos ellos, estaban escuchando el partido a través de una misma “frecuencia”: La señal por internet de Máxima FM. Todos ellos, compartiendo una pasión en común y sufriendo lo que vendrá en el segundo tiempo, con dos goles de Iquique, y el inútil intento del CDA por igualar la cuenta, que terminó con un resultado final de 2 -1, a favor del equipo local.

Internet llegó, y todo lo cambió.

Desde la arremetida de la internet hace 15 años, los medios de comunicación “tradicionales” comenzaron a afrontar numerosos cambios. Para la radiodifusión, las transformaciones resultaron drásticas, afectando aspectos clave de su naturaleza de ser: desde el alcance de sus ondas, hasta la manera de comunicarse con sus auditores … y aún más, su infraestructura.

Ahora, una radioemisora no tiene que conformarse con tener una cobertura limitada a la o las ciudades donde cuenta con una frecuencia en FM o AM. Puede ir más allá, y transmitir literalmente “para todo el mundo”, a través de la Red.

La misma que entregó a los auditores nuevos métodos para contactarse con sus estaciones favoritas. Primero fue el correo electrónico, luego métodos de comunicación directa proporcionadas en las páginas web de cada emisora y, ya en los últimos dos años, las llamadas “redes sociales” como Facebook y Twitter.

Mientras internet crecía durante estos 15 años, paralelamente lo hacía, al mismo ritmo, la informática: Computadores más potentes, discos duros con mayor capacidad, formatos de audio que utilizan menos espacio en disco por canción (MP3, AAC, WMA), y programas de ordenador que automatizan la transmisión radiofónica en todo momento del día: cuando se emiten comerciales, al momento de una secuencia programática musical… todos estos avances, se integraron en el equipamiento de las radioemisoras, modificando su infraestructura irreversiblemente.

Con la reducción del equipo básico requerido para montar una radioemisora, aparecieron quienes apostaron por crear radios que transmitan exclusivamente vía internet. Un fenómeno que en otras regiones del país y en el mundo cuenta con nombres establecidos y consolidados, pero que en la región de Antofagasta se reduce a ejemplos bien específicos.

De experimento a complemento

Encontrar en la región de Antofagasta una emisora tradicional que emita por internet no es difícil, todas las más importantes tienen su “señal online” funcionando. En Antofagasta, y también en Taltal, Tocopilla, Mejillones y Calama.

Como en todo, siempre tiene que haber un pionero, aquel que apostó por transmitir online antes que los demás. Ese fue Juan Antonio Marrodán, el director y propietario de Radio Antofagasta, la única AM de la capital regional y la emisora más antigua de esta región.

En el 2000, Marrodán inició una emisora online que llamó Radio Korzario (así, con K y Z). Hoy, tras varios cambios de nombre y 10 años de transmisión ininterrumpida, se llama MarroFM, la “señal internacional, vía internet” (como lo anuncia su voz institucional) de Radio Antofagasta (ver reseña de MarroFM en “Cada emisora, una historia”).

Marrodán apostó por internet cuando la tecnología para emitir por esta red estaba recién empezando. Y continuó jugándosela por ella hasta el presente “porque esta es mi pasión, porque tenemos un público fiel de auditores en muchas partes del mundo” y “me encanta compartir toda la colección musical que tenemos en la radio, con muchas canciones que no encontrarás en otras partes”.

Marrodán partió su “emisora online” como un experimento, cuenta: “Por el 2000, yo me contactaba con mucha gente con la que compartía música, y así conocí a un muchacho en Santiago, fanático de Douglas, y muy «caperuzo» en lo que es la computación. Una tarde, conversando con él, me preguntó «¿Por qué no montas una radio por internet?» Yo no tenía idea que podía hacerse.

Acepté, le permití que se conectara a mi computador, estando él en Santiago y yo en Antofagasta. Y así instaló todo lo necesario para empezar a transmitir «online». Cuando pensamos en un nombre para la radio, yo bromee con eso que «nosotros éramos piratas por compartir música» y entonces salió la idea de llamarla «Radio Korzario»”.

Esta historia de empezar a transmitir por internet sólo como un experimento, se replica constantemente en cada emisora de la región. Pero con el tiempo, lo que parecía un simple “juego”, adquiere una importancia fundamental, al conseguir “expandir el rango de la radio a más allá de nuestras antenas en FM”, como dice Eduardo Guggiana Jorquera, director de Sol FM de Antofagasta.

Relevancia no sólo estimada pensando en los auditores que sintonizarán la emisora desde cualquier punto del planeta, sino en otros factores cruciales para el funcionamiento de cada estación. Más adelante profundizaremos en ellos, por ahora, nos detendremos en uno en particular:

Radio Definición FM de Taltal (98.3 FM) empezó con su señal online casi al mismo tiempo de iniciar sus transmisiones en Frecuencia Modulada, el 2008.

Lo que partió también como “un juego, para ver si funciona”, adquirió importancia cada vez mayor cuando Álvaro Pérez Cruz, su director, comenzó a contactarse con locutores de otras partes del país en búsqueda de una voz institucional potente para el entonces nuevo medio:

“Ellos tenían que conocernos y escucharnos, comprobar cómo era nuestra programación y evitar que sus voces se relacionaran con una radio mal hecha, lo que podía terminar desperfilando su trabajo”, comenta Pérez Cruz. Para ello, no necesitaron viajar a Taltal: les bastó con sintonizar por internet la Definición.

Así, Definición FM logró que Fernando Solís (TVN, ADN Radio Chile) y César Castro (Canal 24 Horas de TVN) fueran las voces institucionales de la emisora y aún más, que las señales horarias las emitiera Waldemaro Martínez, el segundo locutor más importante en HBO Latinoamérica, tras Iván Loscher.
(*) Nota de 2016: Hasta que a fines de 2015 HBO Latam cambió su continuidad con gráficas, bumpers y locuciones que ya no utilizan locución en ningún momento.

Y contar con Fernando Solís anunciando con su vozarrón “Esta es Definición FM, La Radio de Taltal”, es un privilegio que pocos pueden compartir. Álvaro Pérez Cruz relata: “Una tarde me llamó Solís y me dijo «Álvaro, quiero grabar locuciones para tu radio, la escuché por internet y me gustó mucho… pero por favor, mi teléfono no se lo entregues a nadie…» Otras emisoras de la región me han preguntado cómo conseguí tener a Fernando Solís y cuál es su teléfono, y siempre les respondo que no, que su número no lo tengo”.

Ciertamente, no todos empezaron a emitir online tan improvisadamente. Radio Carillón FM de Calama (94.1 FM) empezó sus transmisiones por la Red en 2008 porque así lo desearon sus propietarios: Los miembros del Sindicato Número 1 de Codelco Norte. Ricardo Pérez, su director, cuenta: “Nuestros socios lo solicitaron debido a que nuestra señal (en FM), se «pierde» en muchos lugares de Calama, debido a situaciones medioambientales en la provincia El Loa, como la abundancia de vertederos clandestinos,.”

difuminado
Cuando entras a Definición FM (su director, Álvaro Pérez Cruz, a la derecha) de inmediato se ve la vitrina que muestra el locutorio principal. Como la entrada es un portón con vista directa a la calle, la radio está de verdad abierta al público. (y sí, es este reportero el que aparece a la izquierda)

El espacio técnico: todo lo que se requiere para transmitir radio por internet

No importa si se emite por la Frecuencia Modulada (FM) o la Amplitud Modulada (AM), el equipamiento fundamental necesario para transmitir por internet siempre será el mismo: contar con acceso a un servidor de streaming, que es “un computador equipado con un software especialmente desarrollado para realizar esta labor”.

Un servidor de streaming transmite audio emitido en tiempo real, en el mismo momento que es generado por una radioemisora (ya sea un programa en vivo, una secuencia de canciones, o todo lo que puedes escuchar en cualquier estación).

Tiene la misma finalidad de un transmisor FM o AM convencional, pero en vez de enviar la señal a una gran antena (que la expande hasta cierto rango de longitud para que cualquier radioreceptor que la alcance pueda sintonizarla), la direcciona hacia internet, donde será recibida por cualquier computador conectado a la Red que desee escuchar aquella emisión.

¿Cómo emite radio por internet este tipo de computadora? La señal de audio, ya procesada y digitalizada por otra aplicación radicada en el servidor de streaming o en un equipo informático independiente, la divide en “paquetes” que son enviados, uno por uno, como si se tratara de un edificio alto que se construye lentamente, piso a piso, a los ordenadores de cada auditor que en ese momento esté sintonizando la radioemisora vía online.

Cada “paquete” incluye una cantidad de tiempo muy reducida (5 segundos, en promedio) de la emisión en tiempo real, que tras la digitalización, cuenta con un tamaño muy modesto (128 kilobits por cada segundo transmitido, o menos), lo que facilita su envío a la internet, y su recepción por parte de los PCs radioescuchas.

El equipo receptor, puede ser cualquier computador conectado a internet, que posea un programa reproductor de música que además permite sintonizar emisiones online. No vayas a abrir el Google todavía, probablemente y tengas instalada alguna aplicación de estas características en tu PC.

Este software reproductor, se conecta al servidor de streaming de la emisora que se desee escuchar, recibe los ya mencionados “paquetes” uno por uno, y cuando se cuenta con cierta cantidad de ellos (por lo general, el equivalente a 8, 15 ó 30 segundos de transmisión), la señal empieza a ser emitida en el computador y el usuario comienza efectivamente a escucharla. En lenguaje técnico, es lo que se llama “generar un buffer”.

Así, mientras se oye una emisora por internet, el programa reproductor ya está descargando el audio que el auditor recién escuchará unos segundos después. Y también, si en cualquier momento el computador se desconecta de la Red, la emisión de una “radio online” seguirá sonando por un breve instante, antes de terminar bruscamente.

Un servidor dedicado para el streaming no es un equipo inalcanzable equipado con software cuya licencia de uso tiene un precio prohibitivo. Es un computador personal, similar a los que puede armar una tienda especializada en informática, aunque “equipada con hardware para procesamiento de sonido muy potente”.

El software que se instala a este equipo destinado a servidor de streaming tampoco es caro. Por el contrario: completamente gratuito, si nos referimos al más utilizado en las emisiones por internet en la región de Antofagasta, Chile y el mundo: SHOUTcast Distributed Network Audio Server (DNAS) desarrollado por la estadounidense Nullsoft, tiene versiones para los tres sistemas operativos más utilizados en ordenadores personales: Microsoft Windows, Mac OS X y Linux. Considerando que Linux es gratuito, la inversión para contar con nuestro propio servidor de streaming podría limitarse al costo del hardware, del PC propiamente tal…

…Pero falta un requisito más, el más importante de todos: Una conexión permanente y muy rápida a internet. Un servidor de streaming, tiene que “subir” a la Red por cada segundo de transmisión, hasta 128 kilobits multiplicado por la cantidad de computadores que en ese instante estén escuchando la “radio online”, tal como explica la documentación de SHOUTcast.

Si se considera la velocidad promedio de “subida” de los planes de “internet banda ancha” que se comercializan en Chile para 2010, en la práctica sólo 10 o menos ordenadores podrían sintonizar una señal de “radio online”, si la intentamos montar con nuestro propio PC como servidor de streaming.

La velocidad de “subida” promedio de todas las conexiones a internet domésticas que se venden en Chile, alcanza los 1.249 kilobits por segundo, según la firma internacional Ookla Net Metrics, especializada en analizar la calidad de las conexiones a la Red en todo el mundo (*). Esta cifra, es mucho menor, por cierto, que la velocidad promedio de “bajada” o descarga (5.775 kilobits por segundo).
(*) nota de 2016: Aunque las velocidades de bajada han mejorado en promedio en los últimos años, las de subida mantienen estos números tan reducidos.

Por todo lo anterior, ninguna radioemisora de la región de Antofagasta (ni siquiera las que sólo emiten online) tiene su propio servidor de streaming. Prefieren pagar mensualmente por el derecho de utilizar remotamente uno de ellos, a empresas externas especialistas en entregar este tipo de servicios.

Para conseguirlo, las emisoras procesan la emisión y la digitalizan en un computador dedicado para esa función, o el mismo donde se genera la transmisión automatizada de la radio. Esa información luego es enviada directamente al servidor operado por aquella compañía experta, que puede ubicarse físicamente en Santiago o en el extranjero. Una vez recibida la señal por el servidor contratado, este se encarga de transmitirla finalmente a cada uno de los oyentes de la “señal online”.

Como se ve, transmitir radio por internet puede parecer en el papel muy sencillo, pero cuenta con barreras muy específicas que finalmente explican por qué son muy pocos en la región de Antofagasta quienes han apostado por ella, sin tratarse de radioemisoras ya establecidas, que emiten por AM o FM.

difuminadodifuminado
Eduardo Elgueta Paz y Román Hernández

El costo de emitir online y sus oportunidades de negocio

Las empresas que rentan servidores de streaming cobran un cargo mensual por un límite de “ancho de banda” que considera dos factores: Los kilobits por segundo (kbps) y la cantidad máxima de equipos que podrán conectarse a aquella emisión por internet (o aquellas que compartan el mismo espacio contratado, como veremos más adelante).

Mientras mayor sea la cantidad de kilobits por segundo, mejor será la calidad del audio final que escuchará el oyente. El mínimo posible es 24 kbps, el máximo, 128. “48 kbps ofrece una calidad muy parecida a una transmisión en AM, mientras que 128 kbps, cercana a una radio FM y lo más parecido a calidad de sonido de un Compact Disc”.

Por ejemplo (precios a 2010), cierta empresa chilena especializada en el rubro cobra 62 mil pesos mensuales para acceder a un servidor que transmitirá a 128 kbps, con un límite de 100 usuarios (computadores que simultáneamente podrán escuchar una transmisión de radio por internet. Si se requiere menos calidad, pero similar capacidad máxima de conexiones, por ejemplo 24 kbps y 100 usuarios, la renta mensual desciende a $14.400.

En otra compañia santiaguina del rubro, su plan más potente entre los comercializados mediante su web (también, 128 kbps, 100 usuarios máximo) cuesta 80 mil pesos mensuales. Tienen planes mucho más potentes, pero que se venden de manera directa y no por su página. Entre las emisoras que en 2010 utilizaban servicios como estos, destacan MarroFM, Máxima FM y las tres emisoras del Consorcio de Medios Canal95 (CNC): FM Plus (106.7 FM en Antofagasta), Actual (95.1 FM en Antofagasta) y Canal 95 (88.1 FM en Antofagasta).
(*) nota de 2016: En 2011 Actual FM cambió su nombre a FM Quiero, y en 2015 la frecuencia de FM Plus en Antofagasta cambió al 106.7 FM.

Cien auditores a simple vista puede parecer muy poco, pero en realidad, no es tan así: “65 es nuestro récord histórico” asegura Juan Antonio Marrodán, de MarroFM. “Nosotros hemos superado los 50, y cuando transmitimos los partidos del CDA, en ocasiones llegamos a copar nuestro límite de auditores”, afirma Román Hernández, director de Máxima FM. De las radios del consorcio de Canal 95, FM Plus siempre es la más sintonizada por la Red, con una media de 85 oyentes, según SHOUTcast. Promedio de radioescuchas que es sobrepasado por otra emisora, exclusivamente online: Radio Anglo Latina, que constantemente supera los 100 conectados.

¿Qué pasa cuando se alcanza el máximo posible de conexiones, de “auditores online”? Simple: “Si nuestro límite es de 100 auditores y llegamos a tener 100 computadores escuchando la radio, el usuario 101 no podrá escucharnos, hasta que uno de los 100 ya conectados deje de sintonizarnos” indica Álvaro Pérez Cruz, de Definición FM de Taltal.

Para una emisora convencional, los precios de renta de un servidor de streaming son accesibles y la inversión mensual en este ítem se recupera con los ingresos por publicidad, como bien señalan Gustavo Gallardo Morales, gerente de Radio Definitiva de Tocopilla (90.5 FM); José Eduardo Olivares, director de Centro FM de Antofagasta (103.3 FM, www.centrofm.cl), Román Hernández de Máxima FM y Marcelo Mendizábal Terrazas, gerente de CNC, por mencionar algunos.

Sol FM, la estación de la Universidad Católica del Norte (UCN), además encontró aquí una oportunidad para desarrollar un nuevo negocio: El servidor que ellos contrataron tiene un límite de 200 auditores “y como no nos sale caro, podríamos contratar más ancho de banda, hasta llegar a 500” asegura Eduardo Guggiana, director de la emisora, que continúa: “200 puede parecer mucho sólo para la Radio Sol, pero se debe considerar que además nosotros le vendemos «streaming» a otras radios”: Entre ellas, FM Siete de Antofagasta, (89.7 FM), Radio Definitiva de Tocopilla, “y otra emisora del sur de Chile.”

El servicio contratado por Sol FM les permite emitir múltiples señales radiofónicas online, que perfectamente la radio de la UCN puede vender a otras estaciones, para que ellas también puedan transmitir por la Red.

La única restricción que se debe tomar en cuenta: todas compartirán el ancho de banda total contratado: Por ejemplo, si en un momento una emisión online es escuchada por 25 auditores, y la otra por 35, en total son 60 conexiones al servidor de streaming que ambas comparten. Y si “llega a ocurrir que en un espacio compartido por 4 emisoras, se alcanza el límite de auditores, ningún oyente más podrá sintonizar cualquiera de aquellas cuatro estaciones”, advierte Eduardo Guggiana.

200 auditores es suficiente límite para soportar la señal de Sol FM y la de las emisoras adicionales que transmiten por internet a través del servidor de streaming contratado por la radio de la UCN. Si otras estaciones se interesan y también adquieren este servicio a la Sol, será necesario solicitar un límite mayor de conexiones, asegura Eduardo Guggiana.

Radio Anglo Latina también vende su espacio contratado en un servidor de streaming para que otras emisoras puedan transmitir online. Este negocio es una de sus principales fuentes de ingresos.

“Nosotros contratamos un servidor en Estados Unidos, que nos proporciona mucho mejor servicio que cualquiera en Chile. Y como tenemos mucho ancho de banda, podemos venderlo a otras radios” cuenta Alex Chávez Zegarra, su director. Ningún cliente de Anglo Latina proviene de la región de Antofagasta: Se trata de emisoras de Valparaíso, Valdivia, Iquique y Puerto Montt, entre otras ciudades.(*)
(*) Nota de 2016: Toda la información expuesta en este apartado puede haber cambiado en estos años, pero se decidió dejar tal y como fue escrito en 2010 para destacar las formas para cómo rentabilizar una emisión online que quienes y de qué forma la realizan.

La señal online propia, ¿más importante que tener web propia?

“Nosotros todavía no tenemos «nuestro» sitio web, pero esperamos habilitarlo en unos meses más”, afirma Álvaro Pérez Cruz de Definición FM de Taltal, cuya página www.definicionfm.cl se limita a contar con un reproductor para sintonizar su emisión online y la leyenda “página en construcción”. (*) Para Pérez Cruz, resulta más importante que su señal por internet, operativa desde hace poco más de dos años, funcione bien, que el hecho de tener una web propia.
(*) Nota de 2016: Ahora el sitio de la radio es un completo portal informativo montado bajo WordPress, con noticias, información corporativa de la emisora y de sus asociados. Y la señal online sigue sonando tan bien como siempre.

Radio Anglo Latina, en su sitio web se limita a ofrecer lo justo: Enlace a su señal online, información sobre el equipo de la estación, instancias para que los auditores puedan contactarse con Anglo Latina, y los negocios adicionales de la emisora. Alex Chávez explica que no hace falta más:

“Nos esforzamos en ofrecer la mejor experiencia en sonido posible a nuestros auditores. Sobre nuestra web, nos preocupa que esté siempre funcionando y que sea lo más simple posible, (y así) entonces los nuevos auditores podrán reconocer fácilmente cómo sintonizarnos”. Además, recuerda Chávez que sus oyentes más fieles, “casi nunca pasan por nuestra página web, se conectan a la radio con sólo abrir su programa reproductor”.

La web de Máxima FM también sólo ofrece la información corporativa de la radio, aunque con un diseño que destaca imágenes muy atractivas de Antofagasta y la región. Sin embargo, Román Hernández, su director, advierte que intenta ir un poco más allá, al ofrecer enlaces a archivos de audio con los capítulos más recientes de sus programas periodísticos más importantes, como el matutino “A micrófono abierto” y la edición central del informativo “Máxima noticias”.

Hernández, además, destaca que por mucho tiempo Máxima “no tuvo sitio web propio, pero sí señal online, por lo que si uno visitaba la web, siempre encontraba sólo el acceso al reproductor para oír la radio”, de la misma forma que sucede ahora en Definición FM de Taltal.

Con estos tres ejemplos, podría entenderse que para las radios de la región, la página web propia no es tan importante, en comparación con tener su propia señal online. Pero no, hay otros radiodifusores locales que creen lo contrario.

Ellos descubrieron que lo mejor era apostar por instalar en sus webs un Sistema de Administración de Contenidos (CMS, por sus siglas en inglés), que además de simplificar su gestión y actualización —­­al permitir que cualquier persona, sin necesidad de saber mucho de computación, pueda encargarse de aquella tarea— facilita la comunicación e interacción directa de los auditores con la emisora.

Uno de estos CMS es Blogger, utilizado por MarroFM en www.marrofm.cl y que le permite a Juan Antonio Marrodán, su director, compartir con sus auditores algunos discos seleccionados de la enorme discoteca musical que posee la estación. “No tengo ningún problema legal para compartirlos, porque son tan antiguos que ya están descatalogados” asegura Marrodán, al tratarse la gran mayoría de álbumes grabados en las décadas de los 70s, 60s y 50s, muchos de ellos por sellos que ya no existen, como DICAP u Odeon.

Otro es WordPress. Sol FM fue la primera estación en implementarla en su web, hace ya tres años. Y en 2010, numerosas emisoras de la región también decidieron apostar por WP, atraídos por sus múltiples ventajas, facilidad de uso, y potencial para mejorar el contacto con sus oyentes (ver sección especial dedicada a WP).

difuminadodifuminado
Humberto Rojas Iribarren y José Eduardo Olivares

“Dondequiera que vayas, nosotros estaremos ahí” (traducción aproximada del inglés “Wherever you go, we’ll be there”). Aquella frase, el eslogan de SmoothJazz.com, describe completamente el potencial de una radioemisión por internet, al otorgar la oportunidad de sintonizarla prácticamente en cualquier lugar del planeta.

¿Las emisoras de la región de Antofagasta que transmiten a través de la Red ¿han aprovechado aquel potencial? Indudablemente, y cada radio tiene al menos una historia interesante que compartir sobre auditores que han sintonizado sus “ondas” desde fuera de nuestras fronteras. Compartiremos las de cuatro estaciones, para no extendernos hasta el infinito.

Primero, volvamos a Máxima FM y su constante cobertura de los encuentros de Club de Deportes Antofagasta (CDA) a través de su programa “Pasión puma”. Román Hernández asegura de entrada que aquellos son los momentos en que la señal online llega a colapsar: Nunca se “cae”, es cierto, pero se llena de auditores, acercándose muchas veces al límite contratado. “Y eso me sorprende mucho, porque no me imagino que haya tanta gente fanática del CDA, en tantos lugares del país, que tenga a los «pumas» en el corazón”, comenta.

FM Siete de Antofagasta es otra estación para el “adulto joven”, en la apariencia. En la realidad, intenta diferenciarse de las demás, al privilegiar mucho más el rock en inglés de los 80s, 70s y 90s, por sobre el pop anglo y el eurodance noventero de FM Plus, o el rock y pop suave y melódico de Sol FM.

El estilo de la FM Siete antofagastina, cuenta con adeptos y auditores fieles, también en internet… especialmente desde la República Argentina, donde proviene la mayoría de sus oyentes online, al menos durante los últimos meses.

Su director, Eduardo Elgueta Paz, cree tener una explicación a este fenómeno: “Los argentinos con quienes nos hemos contactado nos explican que allá «No está esta onda» (sic), no existe una radio con este estilo. Ellos me cuentan que en Argentina están muy «pegados» en los 80s y también en el folclor, pero los 90s y el rock de los 90s, están un poco olvidados. Entonces, ellos dicen que les agrada escuchar por nuestra radio, a Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Stone Temple Pilots… es muy gratificante para ellos, saber que hay una radio que considera a esa música, por muy lejos que estemos.”

Y quién no tiene una, sino muchas historias sobre auditores online es la Radio de la Universidad de Antofagasta, reconocida por su énfasis en la música instrumental y orquestada, fácil de oír y libre de estridencias. (*)
(*) Nota de 2016: Su linea musical se modificó a musica anglo más popular y cercana al adulto contemporáneo. Sin embargo, la Universidad creó una estación “clásica” con su estilo original, disponible exclusivamente por online en su sitio web

Humberto Rojas Iribarren, su director, cuenta: “Yo me sentí inmensamente contento cuando nos llegó un correo de un señor de Monterrey, México, que nos dijo, muy emocionado: «Los felicito amigos de Radio Universidad de Antofagasta, he gozado toda la tarde con sus programas musicales, los he disfrutado tanto… si ustedes lo supieran» Nosotros sabemos lo que hacemos, y sabemos que hay gente que se emociona mucho con la música que «tocamos». Imagínese que una persona a que le gusta cierto tipo de canciones, un día escuche por nuestra emisora sólo esos temas por un buen rato. Aquella persona se sentirá realmente bien”.

Rojas Iribarren también cuenta que desde Dubái, Emiratos Árabes Unidos, recibieron mucho más que un simple correo electrónico: “Ovidio de Ferrari, un pianista chileno muy reconocido, radicado allá hace 20 años, nos escribió: «Me siento muy contento de poder escuchar mí música en la programación de la radio, aquellos dos discos que grabé en Chile, pero ¿saben? Yo tengo más grabaciones y se las puedo enviar.» Yo le respondí, «¡Ningún problema!» Después llegué a comunicarme telefónicamente con él, y hasta nos grabó un saludo para el aniversario de la radio.”

“Otro auditor, de España”—prosigue Rojas Iribarren— “nos escribió sobre lo mucho que le gustó nuestra radio: «Le conté a todos mis amigos que la escucharan y ahora todos la sintonizamos» El año pasado, vino a Antofagasta, visitó nuestros estudios y nos saludó personalmente.”

Por último, Juan Antonio Marrodán nos relata otra historia igual de emocionante, sobre los auditores de MarroFM, una versión literalmente “globalizada” de los clásicos saludos que los oyentes acostumbran a enviar a un ser querido a través de las ondas radiofónicas:

“Conozco a dos chilenos y un peruano que viven, todos ellos, en Boston (Estados Unidos). Ellos, además de escuchar la radio, redistribuyen la señal a sus alrededores usando medios propios. Con el peruano, en especial, siempre conversaba por teléfono y a veces lo «sacaba al aire» y sus llamados se escuchaban por la radio”.

Continúa Marrodán: “Un día, mi amigo peruano me llamó: «Oye, Marro (como lo llaman cariñosamente), ¿Te pido un favor? Mira, mi hermano, se casó, y además, mañana su señora está de cumpleaños. ¿Tú le podrías mandar un saludo, de parte mía? Además, mi mamá lo va a escuchar (juntoxcon (todos) mis otros hermanos».” Lo que parecería difícil de creer, porque tanto la pareja de recién casados como la madre y los hermanos se encontraban geográficamente muy separados. Pero MUY separados.

Entonces, prosigue don Marro: “Nos pusimos de acuerdo, y al otro día yo grabé el saludo al aire, lo dije: «Atención, vamos a dar un saludo que nace en Boston, ahí está nuestro amigo Luis, Arequipeño y él quiere saludar a la esposa de su hermano, ¿Y saben dónde está ella y está el hermano? ¡Están en Osaka, Japón, y están en sintonía, nos están escuchando! Y además, en este saludo hay que incluir a la mamá y a sus hermanos, que están ¡en Perú!: Uno en Chiclayo, otro en Arequipa ¡y la mayoría en Lima, incluyendo a la mamá! Y todos ellos están en este momento en la sintonía de MarroFM». Nombré a todos los hermanos, y terminé «¡Este saludo lo hicimos con muchos cariño, todo desde esta humilde radio AM y su señal internacional por internet!»”.

difuminadodifuminado
Juan Antonio Marrodán, de MarroFM y Marcelo Mendizábal Terrazas, del Consorcio de Medios Canal95

Contacto con los oyentes

Internet también cambió la forma en que los auditores se contactan con las emisoras de la región de Antofagasta. Aunque no a todos de la misma forma:

Por ejemplo, en MarroFM y Centro FM el principal medio que utilizan los auditores para comunicarse con la emisora… es el teléfono. Cada media hora en MarroFM se menciona su número telefónico (incluyendo código de país y ciudad) y Juan Antonio Marrodán cuenta que especialmente en la mañana “recibo llamados telefónicos de todas partes del mundo”, los que no siempre puede contestar, debido a sus otros trabajos.

En Centro FM igualmente el teléfono es el medio principal de contacto con sus auditores “online”, “nos llaman mucho en la tarde, la mayoría desde Europa, allá con la diferencia horaria es de noche, un horario más cómodo para ellos” cuenta José Eduardo Olivares, director de la estación.

“Yo me muevo sólo con el correo electrónico”, dice Álvaro Pérez Cruz de Definición FM de Taltal. Ese es su principal medio de contacto, desde donde recibe no sólo mensajes de los auditores, sino también comunicados de periodistas de todas partes de la región, con los que nutre el informativo horario de la emisora.

Otras radios, además, han saltado al barco de las “redes sociales”, como Twitter o Facebook, con el que lograron un contacto mucho más directo con sus auditores, y un recurso potente para promocionar la misma emisora y su programación

Facebook: El azul de (casi) todos

Facebook (FB) revolucionó la internet local hace un par de años, con un explosivo crecimiento en el número de usuarios que la convirtió hoy en el servicio de su tipo utilizado por más personas en Chile y la región, como se puede comprobar al revisar sus propias estadísticas.

Personas, y también empresas y medios de comunicación, que encontraron en Facebook una potente plataforma para comunicarse con su público.

Entre estas emisoras que transmiten por internet, están quienes adoptaron plenamente Facebook y quienes se niegan a utilizarlo. Estos últimos no por desconocer cómo usarlo, sino en algunos casos por conocerlo muy bien…

Quienes dicen “sí” a FB incluyen a Máxima FM, pero para una utilidad muy concreta, explica su director Román Hernández: Cuando el programa “Pasión Puma” transmite los partidos del Club de Deportes Antofagasta. Entonces, a través de la página de FB oficial del programa, en los estudios reciben todos los comentarios de sus auditores, todos igual de fanáticos del CDA, que luego leen en el entretiempo del partido o en aquellos momentos en que la acción del fútbol se detiene.

FM Siete de Antofagasta descubrió en Facebook una plataforma que “Nos permite ser más «sociales». A través de FB apostamos por la difusión de eventos propios o de asociados nuestros, como discotheques o pubs. Y como es más social, podemos hablar con nuestros auditores, saludarlos cuando están de cumpleaños, regalar invitaciones, entradas, y mucho más“, sostiene Eduardo Elgueta.

En CNC, Facebook se usa y mucho, sobretodo en FM Plus y Canal 95, para promocionar sus fiestas y eventos, y al día después de celebradas, publicar las mejores fotografías de ellos. “Lo principal en Facebook es compartir con los amigos, y en nuestra radios tratamos de compartir todo lo que hacemos con nuestro público”, afirma Marcelo Mendizábal, gerente de este grupo de emisoras.

¿Y quiénes no utilizan Facebook? Para empezar, en la Radio de la Universidad de Antofagasta. Humberto Rojas Iribarren, su director, conoce a la perfección FB y el potencial de las redes sociales,

“Las redes sociales han cautivado principalmente a los jóvenes, para comunicarse y también para organizarse, pero muchos de nuestros auditores aún no asimilan todas estas tecnologías”

Carillón FM de Calama tampoco usa FB para evitar tener que responder por mensajes malintencionados que comprometan a esta, la “voz oficial” del Sindicato Número 1 de Codelco Norte, “uno de los problemas que tienen estas redes sociales” asegura su director Ricardo Pérez.

Por último, Radio Definición FM de Taltal tuvo Facebook… pero ya no. Álvaro Pérez Cruz, su director, cuenta que crearon una cuenta, pero con el tiempo se dieron cuenta que recibieron muchos mensajes injuriosos y perjudiciales, por lo que cerró esa cuenta. Pérez Cruz ni siquiera tiene Facebook personal, y siempre les pide a los trabajadores de la emisora que no utilicen FB.

ldquo;Como plataforma de comunicación, Facebook tiene muchos riesgos, a insultos, a que tu información publicada sea mal usada. Por eso, prefiero mucho más el e-mail, mucho más seguro y confiable”, concluye Álvaro.

Twitter: ese pajarito desconocido

La red social fundamentada en el intercambio de mensajes de hasta 140 caracteres entre sus usuarios. Aunque lejos de superar a Facebook, su popularidad en nuestro país creció desde 2008 y ya es utilizado por un cada vez más personas, y también empresas, marcas y medios de comunicación.

¿Radioemisoras? También. Estaciones en varios lugares del país (no sólo Santiago) mediante Twitter consiguieron no sólo un nuevo recurso para el contacto con sus auditores, sino aprovecharon su potencial para emitir noticias urgentes al instante.

En la región de Antofagasta, la realidad es otra: Pocas emisoras han adoptado twitter, y las que sí, desistieron de usarla tras el entusiasmo inicial o ya no actualizan sus cuentas con la misma frecuencia de antes.

La primera emisora local en tener su cuenta en esta red fue FM Siete (@fm7antofagasta), quienes actualmente la aprovechan principalmente para promocionar su programación diaria, indica Eduardo Elgueta, su director.

En Sol FM (@radiosolchile) explican que “No nos hemos podido meter mucho en el Twitter. La cuenta de la radio la manejo yo, tuiteo y todo, pero nos ha costado mucho engancharnos, porque se requiere estar constantemente pendiente de twitter”, dice Eduardo Guggiana.

Máxima FM. (@fm_maximachile), por otro lado, se puso a publicar intensamente en Twitter durante octubre, y después no “tuitearon” más.

Román Hernández, quien manejó la cuenta durante todo ese tiempo, explica: “Nos dimos cuenta que para actualizar en Twitter teníamos que estar muy pendiente de esa página, lo que significaba consumir mucho tiempo, por eso, concluimos que necesitamos un profesional dedicado a actualizar nuestro twitter, e implementar un método para publicar automáticamente noticias en nuestra cuenta”.

La creciente integración de WordPress

Las radios de la región que sí aprecian el contar con un sitio web propio, ya no se conforman con sólo tenerlo y que se vea bonito. Quieren controlarlo en plenitud, administrar cada uno de sus contenidos directamente, sin tener que contratar a un experto en diseño de websites para que se encargue de esa tarea, de quién tendrán que depender exageradamente, con el resultante gasto en tiempo y dinero, tan valorado cuando el presupuesto tiende a escasear.

Por ello, estas emisoras apostaron por WordPress, un Sistema de Administración de Contenidos (CMS, por sus siglas en inglés) totalmente gratuito que, una vez instalado en el servidor donde se aloja el sitio web, automatiza y simplifica la generación y gestión de nuevos contenidos. Gracias a WordPress (WP), cualquier persona, sin necesidad de tener grandes conocimientos en computación, pueda manejar cada detalle de su sitio, actualizandolos y modificándolos fácilmente.

Todos los aspectos de un portal impulsado por WordPress se administran mediante un único panel de control, al que se accede desde cualquier navegador web, y que funciona muy similar a mezclar un cliente de correo electrónico con un procesador de textos.

Sol FM, de la Universidad Católica del Norte (UCN), fue la primera radio de la región de Antofagasta en jugársela con todo por WordPress, y lo hizo hace poco más de tres años. Eduardo Guggiana Jorquera, su director, explica que el salto a WP fue necesario, para que el personal de la radio consiguiera el control total de su sitio web y así, dejar de depender de su matriz, de la casa de estudios superiores:

“Nuestro sitio (antes de usar WP) estaba hospedado en la UCN: Si queríamos agregar una página web o actualizarla, teníamos que ir a la Universidad, llevar un computador con todos los archivos que queríamos subir y publicarlo todo ahí. Necesitábamos un sistema que nos permitiera actualizar la web de la radio dondequiera que estuviéramos: en el aeropuerto, cuando estoy en otra ciudad, en mi computador o en cualquier otro”.

WP era justo lo que Guggiana y la Sol requerían, pero para implementarlo, fue necesario contratar un servicio de hospedaje comercial, externo al de la UCN, con el que al fin consiguieron el anhelado control.

Antes de 2010, Sol FM era prácticamente la única radio en la región que usaba WordPress, pero ya no. Su facilidad de uso terminó atrayendo a más emisoras locales, aunque algunas aún no se acostumbren a utilizarlo.

Como sucede en Centro FM: José Eduardo Olivares, su director, explica que aún dependen de la empresa que desarrolló su portal basado en WP para publicar contenidos, lo que esperan solucionar en el futuro.

Una situación excepcional, ya que el resto asimiló tanto el estilo de trabajo característico de WordPress que lograron abrir una nueva puerta para la comunicación con sus auditores: Los comentarios.

Es posible permitir o denegar que los visitantes puedan comentar los artículos publicados en un sitio impulsado por WP, de acuerdo con el criterio editorial de cada medio. Hay emisoras que derechamente no admiten comentarios, como Radio Carillón FM de Calama en su portal de noticias (http://radiocarillon.cl/noticias/). Al tratarse de la “voz oficial” del Sindicato Número 1 de Codelco Norte “Hay que ser muy responsable con lo que se dice”, explica Ricardo Pérez, su director, “y abrir los comentarios implicaría recibir muchos mensajes ofensivos o comprometedores, que a la larga se transformarían en un problema para nosotros, ya que tendríamos que hacernos responsables de ellos”, agrega Catalina Berríos, periodista de la radio.

Por el contrario, FM Siete de Antofagasta no sólo consiente comentarios en sus escritos, sino va más allá, asegura Eduardo Elgueta Paz, su director: “Que un auditor se tome el tiempo para comunicarse con nosotros, para comentar en nuestra web, mínimo merece ser felicitado: Nuestras respuestas a cada mensaje siempre empiezan agradeciendo por comunicarse con FM Siete”.

Para Elgueta, este es un recurso más para facilitar al oyente un contacto directo con la emisora, por lo que si se obstaculiza, —es decir, se deshabilitan los comentarios–, se corre el riesgo de no lograrse una comunicación entre el oyente y la radio. Y “si el auditor no se logra comunicar con nosotros y no se logra una retroalimentación con ese auditor (sic), no tenemos ninguna posibilidad de seguir haciendo radio, mejor cerramos las cortinas y nos dedicamos a otra cosa” ya que el contacto con los oyentes, para un radiodifusor es fundamental, remata Elgueta.

La web www.fm7.cl no es considerada por Eduardo Elgueta como un complemento a la emisora, sino un medio totalmente paralelo a la radio, lo que definitivamente es ir más allá de tener una simple página web: “las plataformas mediales (como WordPress, pero también las redes sociales) son otros medios de comunicación que le pertenecen a la radio, que soportan a la radio, y no como antes que era casi al revés”. (Para una comparación con FM Siete Calama, revisa su reseña en “Cada emisora, una historia”).

“Con WordPress, la única dificultad que tienes es decidir qué tan lejos quieres llegar”, afirma con toda seguridad la web de la traducción al español chileno. Esta consigna se la tomó muy en serio el Consorcio de Medios Canal95, (CNC, para abreviar), que a mediados de 2010 implementó WP en todos los sitios de sus emisoras (www.fmplus.cl, www.actual.cl y www.canal95.cl); en el de su canal (www.antofagasta.tv); y en su portal corporativo (www.cncmedios.cl).

Marcelo Mendizábal Terrazas, gerente de CNC, no sólo decidió reemplazar las antes páginas estáticas con diseños llamativos, pero limitadas a un formulario de contacto, por portales en WP, sino que se encargó personalmente de instalar la plataforma WP, adaptándola a los requerimientos del grupo multimedial. Todo lo aprendió por su cuenta, recurriendo a los muchos tutoriales e instructivos disponibles en Internet.

CNC realmente necesitaba este cambio: “A nosotros nos «hackeaban» las páginas”, cuenta Mendizábal: muy a menudo algún internauta ocioso se infiltraba en los servidores de CNC y modificaba con malicia las muy populares webs de sus radios. “Y cuando nos «hackeaban», había que buscar un webmaster para que levantara la página” pagando por lo menos 300 mil pesos por subir una sola web.

Un día que se infiltraron en la web de Canal95, Mendizábal no aguantó más y comenzó a instruirse en WordPress. Entonces empezó todo. Y ahora con todos los sitios de CNC funcionando bajo WP, los hackeos ya son parte del pasado.

Más importante, todo el control de las webs volvió a manos de CNC: Ya no se contrata un webmaster externo, todo es manejado desde el mismo consorcio, reduciendo los gastos “a menos de 10 dólares mensuales”, mucho menos de lo que se pagaba antes por mantener las estáticas pero muy llamativas webs que CNC tenía hace no más de cuatro meses:

“A mí me sorprende tanto WordPress, que me encantaría hacer clases y explicar a la gente cómo se usa, cómo instalarlo”, comenta muy entusiasmado Marcelo Mendizábal, sentimiento que también se comparte en todas las emisoras que apostaron por WP. “La facilidad de uso permite que te olvides de todo lo técnico y sólo te concentres en lo fundamental, que es publicar tus contenidos”, afirma Ricardo Pérez, de Carillón FM.

La “segunda antena”

Para estas estaciones, emitir online, dejó de ser un accesorio o un experimento. Ahora es un componente fundamental de su trabajo. Román Hernández, director de Máxima FM, lo llama la “segunda antena” de una radioemisora, una segunda antena que “siempre debe mantenerse estable”. “Que nuestra transmisión «online» sea permanente, es tan importante como que nuestra señal por FM siempre funcione”, afirma Hernández, porque la emisión por internet “nos «amplía» la señal de la Máxima”. “Es más, para mí, es un segundo «transmisor» nuestro que nos expande la radio mucho más allá de las fronteras de nuestra ciudad. Por ley, por la FM no podemos salir de Antofagasta, pero por señal «online» sí se puede”.

Transmitir por internet, a Román Hernández le recuerda cuando hace muchos años trabajaba en otra emisora que emitía por onda corta. “Y nos escuchaban en muchos países, en Japón, en Estados Unidos, recibíamos cartas y telegramas”. “Y pensando en esa experiencia, quise proyectar la transmisión de la radio a internet”.

Marcelo Mendizábal, de FM Plus y las otras emisoras de CNC, encuentra que transmitir por internet “Cada día se hace más importante. Antes era un elemento diferenciador, entre una radio que sí estaba en internet frente a otra que no.” Pero ahora cuenta con un fin mucho más utilitario, dice: “Si la gente no anda con su radio en la oficina, entonces puede escucharnos por el computador; nuestro objetivo es que nuestras radios se puedan escuchar por la mayor cantidad de vías y equipos posibles.”

Mendizábal continúa: “A nosotros nos ha pasado que mucha gente que sale de vacaciones a otras partes del país, nos cuenta que no les gusta las radios que allá sintonizan: encuentran malo el sonido, no «tocan» la música que a ellos les gusta y que siempre escuchan en la Plus o en Canal 95, los locutores son «apagados» o «fomes»… entonces, para no escuchar esas radios ¡terminaban sintonizándonos por internet!”

Eduardo Guggiana, director de Sol FM, cuenta que transmitir online “nos abrió otros espectros, otro público que antes no teníamos: Auditores de Italia, Suiza, España, que son tan fieles a la Sol como nuestros oyentes en Antofagasta. Por ejemplo, a la hora de nuestro programa matinal, siempre hay dos personas de México que lo comentan por el Facebook”.

Radio Bahía de Taltal (91.3 FM, www.radiobahia.cl), una de las emisoras más tradicionales del ex puerto salitrero, aprovechó su señal online —establecida hace algunos meses, junto con las demás estaciones de Bahía en Chañaral, Caldera y Diego de Almagro— para desarrollar contacto directo con taltalinos que viven en distintas partes del mundo. Que quieren mucho más su ciudad que los nacidos en otras localidades de la región.

Así lo cree Mirna Castro, radiocontroladora de Bahía desde hace 20 años, quien relata que una vez la llamó un señor desde Suiza “sorprendido porque teníamos señal en internet. Él nació en Taltal y hace muchos años que no viajaba para allá, entonces quería saber cómo estaba nuestro Taltal. Y nos pasamos dos horas sólo conversando sobre la ciudad, como era antes y cómo es ahora” Eso sí: “Le dio mucha tristeza saber qué pasó con la iglesia”, tradicional construcción de la comuna destruida por un incendio hace algunos años.

Rinconada FM, perteneciente a la Ilustre Municipalidad de Mejillones (94.3 FM, www.mejillones.cl) considera su “señal online” como parte fundamental de todo el paquete de medios del municipio (que también incluye un canal de TV), para proyectar la comuna mucho más allá de sus límites y promocionarla como un destino turístico atractivo para chilenos y extranjeros.

Roberto Suazo, su director general, explica que por lo anterior, no existe una web de la Radio Rinconada, sino que cuenta con un espacio dentro del portal del municipio de la comuna, desarrollado especialmente para atraer a los turistas “de esta forma la gente, antes de conocer la radio, descubre Mejillones y todo lo que le ofrece, incluyendo sus medios de comunicación”.

Centro FM de Antofagasta empezó con la emisión online hace dos años y José Eduardo Olivares, su director, explica que para ellos resulta tan importante como la FM porque “Así llegamos a toda esa gente que quiere saber lo que sucede en Antofagasta, y por eso nos preocupamos que nuestra señal por internet siempre funcione, ya que cada vez que se «cae», y aunque algunos no lo crean, siempre alguien nos llama preguntando cuándo volverá a funcionar la transmisión «online»”.

Humberto Rojas Iribarren de la Radio de la Universidad de Antofagasta (UA) apunta: “ha sido una experiencia muy bonita transmitir por internet. Además, piensa que siendo esta una radio de una Universidad, también hay mucha gente que, cuando viaja, se conecta con nosotros para saber todo el acontecer en la UA.”

La utilidad de emitir por internet también es clave para otros fines vitales en el funcionamiento de una radio, como la venta de publicidad. En Tocopilla, los bloques de comerciales en Radio Definitiva (90.7 FM) son muy solicitados no sólo por empresas de la ciudad, sino por grandes marcas nacionales, como Pullman Bus, ABCdin, UNIMARC, o COPEC.

Paula Figueroa, su editora general, explica que esas marcas no se contactan directamente con Definitiva para contratar publicidad, sino que recurren a agencias de publicidad en Santiago, quienes al final son efectivamente los que solicitan espacio para comerciales en la emisora:

“Gran parte de nuestros clientes llegan a nosotros a través de las agencias publicitarias y las agencias no avisan en cualquier radio: Las eligen determinando factores como niveles de audiencia, público objetivo, etc. Y escuchando nuestra señal online, ellas comprueban que los avisos de sus clientes son emitidos a la hora y minuto correcto, con la calidad adecuada”, detalla Paula Figueroa.

Máxima FM también utiliza internet, y mucho, para su cobertura del fútbol. Román Hernández asegura que su señal online es tan estable, que cuando otras emisoras del país quieren unirse a la retransmisión de un partido del CDA, simplemente se conectan a la emisión por la Red (claro, con el consentimiento de la Máxima).

Y cuando Deportes Antofagasta visita otras ciudades, como en aquel partido frente a Municipal Iquique con el que inició este reportaje, el equipo de “Pasión puma”, el programa deportivo de la Máxima, además de viajar al terreno de juego, utiliza internet para enviar la emisión del relato en vivo que finalmente escucharán los auditores, dejando en el pasado los tiempos en que ese tipo de transmisión se realizaba vía telefónica o microondas. Similar sistema utilizan en Radio Rinconada de Mejillones, que también cuenta con su equipo deportivo.

Gracias a la señal online, Definición FM logró diversificar su labor hasta el grado que no se requiere que se encuentre todo el equipo de la emisora en Taltal para que la radio funcione a la perfección. Álvaro Pérez Cruz, el director y también el propietario, cuenta: “Hay días en los que sólo estoy yo en la radio mientras la periodista de la radio se encuentra en Antofagasta o Calama, por ejemplo, trabajando para algún proyecto de nuestra productora”, refiriéndose a la productora Definición, su segundo negocio.

Definición FM transmite cada hora de lunes a viernes un boletín de noticias, leído normalmente por el periodista Christian Acori, quién tampoco se encuentra en Taltal: “Yo le encargo a Christian que lo grabe y luego él me lo envía por e-mail en WAV minutos antes de la hora de emisión”, explica Pérez Cruz.

Como pudieron leer, todos de una manera u otra coinciden en la importancia de transmitir por internet además de por las ondas convencionales. En Máxima FM creen tan fuertemente en la tesis de la “segunda antena”, porque lo comprobaron más que empíricamente durante el terremoto que vivieron Antofagasta y Tocopilla en 2007.

Román Hernández cuenta que después del enorme sismo “Fuimos el único medio de comunicación que quedó «en el aire». Nos «caímos» por poco más de dos minutos y de inmediato recuperamos las dos señales, la FM y la «online»”.

Hernández continúa: “Se dio la situación que entonces éramos la radio oficial del encuentro Zicosur”, que se realizaría en Antofagasta ese año. “Y entonces todo el equipo de la radio, se encontraba en el Sitio Cero (del Puerto de la capital regional)” para cubrir la jornada inaugural, que ocurriría el mismo 14 de noviembre, la mañana del terremoto.

Antes del momento del sismo, Román Hernández prosigue: “Yo estaba solo en la radio. En ese momento ya estaban «colgadas» a nuestra señal radios de Paraguay, Perú, Bolivia, que transmitirían junto con nosotros el acto inaugural, formando una «Gran Cadena Latinoamericana»”.

Cuando vino el terremoto y se restableció la transmisión por internet, asegura Hernández, “ninguna de esas radios se desconectó de nuestra señal. Y terminamos copando la señal «online», por lo que tuvimos que pedir subir el límite de auditores sólo por esa ocasión. La empresa que proporciona el «streaming» nos dio 500 auditores ¡reventamos el límite de 500! Entonces, nos dio 1.000 ¡reventamos también el límite de 1.000! Hubo gente que ya estaba conectada a la Máxima online, que tomó nuestra señal y la re-emitió por otros servidores.”

difuminadodifuminado
Eduardo Guggiana y Roberto Suazo

Emitir sólo online: La clave está en diferenciarse

En la región de Antofagasta son muy contados los ejemplos de radioemisoras que transmiten sólo por internet, y que aún funcionan.

RadioStreaming.cl, por ejemplo, cuenta con la “Radio Retrocediendo” y Serverhost.com posee la “Radio Serverhost”. Ambas se limitan a transmitir una secuencia de música continua por 24 horas, sin locuciones intermedias anunciando el nombre de la emisora, emitiendo señales horarias ni mucho menos publicidad. (*)
(*) Y ninguna de las emisoras y sitios nombradas en este párrafo está en 2016 activa

Otra emisora es RadioMédica Online del Colegio Médico de Antofagasta, diseñada para “llevar a los oyentes música para sanar el espíritu, acompañar a los facultativos y pacientes en sus turnos y consultas y entregar la más fina selección de todos los tiempos” con lentos en inglés de los 70s, 80s y 90s, según indica su sitio web.
(*) nota de 2016: La radio y el dominio ya no están operativos. Y es una pena, que la idea no dejaba de ser muy buena.

Por último, pero no menos importante, está Radio Anglo Latina, que empezó en 2007, con una formula programática bien arriesgada: como dice su nombre, mezclar música en inglés con canciones en español. (*)
(*) Nota de 2016: A diferencia de las radios que mencioné en los dos párrafos anteriores, Anglo Latina sigue funcionando con el mismo estilo que la eclipsó.

Anglo Latina no es sólo un playlist: cuenta con bloques publicitarios, marcas identificadoras presentadas por locutores muy reconocidos en la región, como Carlos Quirante (también de FM Plus) y Roberto Carrera, que trabajó durante la década de los 90s en Sol FM, Telenorte y Radio Definitiva de Antofagasta, y hoy sólo graba en la región para Anglo Latina.

Su propuesta musical es la responsable de su éxito, afirma Alex Chávez Zegarra, su director. “Cuando iniciamos este proyecto teníamos claro que debíamos ofrecer algo completamente distinto a lo existente en la FM local e incluso nacional. Diferenciarnos era vital si queríamos mantenernos como emisora.”.

Chávez Zegarra cuenta que “De vez en cuando vienen jóvenes a visitar la radio, interesados en saber cómo montar una radio sólo «online». Cuando les pregunto «¿Qué quieren hacer?» ellos siempre responden: «Queremos crear una radio mejor que la Canal 95 o la FM Plus», por ejemplo, entonces, yo les respondo que ese no es el camino, que si quieren transmitir por internet, no pueden imitar lo que ya existe, se tiene que crear algo nuevo”.

Si se considera la enorme reducción en el equipamiento de todas las radioemisoras (Ver sección especial “La «miniaturización» de la radio”), en efecto el equipo necesario para montar una radio sólo online no es menor al de una convencional “y sigue siendo demasiado para que cualquier persona pueda crear su propia radio online con sólo un computador” acota Chávez Zegarra.

De hecho, Anglo Latina tiene una enorme consola de audio. Un computador para el programa de automatización de la transmisión. Otro con los discos duros que almacenan toda la música de la emisora. Uno más para procesar el audio y el último para convertir la señal y enviarla al servidor de “streaming”.

Las tres emisoras que en la región transmiten sólo por online (excluyendo la emisora del Colegio Médico local, por razones lógicas) obtienen ingresos principalmente de la misma forma: Vendiendo servicios de “streaming” a otras estaciones regionales y/o nacionales. Sin embargo, en el país y en el mundo otras estaciones exclusivamente por internet descubrieron sus propias fórmulas para hacer rentables sus negocios radiofónicos.

Emilio Freixas Lillo vive en Maipú, Santiago. Es un locutor con años de experiencia que en 2006 inició su propia emisora online: De Culto Radio (www.decultochile.cl), dedicada a los éxitos anglo de los 70s y 80s. Su éxito lo motivó en 2009 a crear una segunda estación: Allegro, con grandes canciones instrumentales. Y en 2010, inició De Culto Plus, centrada en canciones en inglés de los 90s y las últimas novedades musicales del mundo, gracias a su asociación con RadioExpress.com.
(*) nota de 2016: Ahora vive en Valdivia y desde allí mantiene estas emisoras, que complementa con su trabajo en un grupo de emisoras con sede en la capital de la región de Los Ríos.

Las emisoras se mantienen gracias a los ingresos publicitarios que recibe De Culto, aunque no siempre fue así. “Es complicado conseguir auspiciadores en un medio tan agresivo como la radio online”. Por eso, De Culto recurre mucho a las “alianzas estratégicas” con otras empresas.

Otra estación, una de las online más escuchadas en Chile, FM BOX (www.fmbox.cl) lleva ocho años funcionando, cautivando a una audiencia juvenil, que la ha transformado en la más preferida en su segmento, de acuerdo con SHOUTcast.

Para conseguir rentabilidad, FM BOX debió transformarse en una Sociedad Limitada y buscar negocios anexos a la radioemisora. Como fiestas para colegios, empresas y privados, eventos culturales y deportivos, o la producción de revistas y programas para radio y televisión.

Y en el mundo, hay que destacar dos casos muy especiales, cada uno por sus diferentes razones. En primer lugar, SmoothJazz.com, que transmite desde Monterey, bahía ubicada en el norte de California, Estados Unidos (no confundir con la ciudad mexicana de Monterrey). La radio partió hace diez años como un accesorio a la modesta productora de conciertos de sus propietarias y fundadoras: Sandy Shore y Donna Philips.

Con el tiempo, la “radio online” se transformó en la pieza fundamental de su negocio, y además, en el referente mundial de un género musical en crecimiento, el Smooth Jazz, que ha estallado con fuerza en los últimos años, como por cierto reconoce Humberto Rojas Iribarren de la Radio de la Universidad de Antofagasta, la única emisora de la región de Antofagasta que le da un espacio en su programación, “aunque rescatando aquellas canciones suaves, libres de estridencias”, acota, como por ejemplo las de Gregg Karukas, Oli Silk, Dan Siegel o Earl Klugh.

El principal negocio de SmoothJazz.com es la promoción de artistas. Cuando un visitante adquiere una canción a través del sitio web de la emisora, SmoothJazz.com obtiene una pequeña comisión. Además, cuentan con auspiciadores de todas partes del mundo (destacando una viña de Cerdeña, Italia).

Sandy Shore, la presidenta de SmoothJazz.com, considera que SmoothJazz.com más que una “radio online”, es una “radio global”: “Si combinas la cantidad de horas que nos sintonizan nuestros auditores junto con las de nuestros competidores, el Smooth Jazz es uno de los formatos más escuchados, sino el más sintonizado en internet. (Por eso), nuestra emisora está concebida para una audiencia mundial, que tiene un gusto en común, que mueve y define sus vidas” afirma en su bitácora personal.

La ubicación física de la radio no necesariamente es un factor determinante para su éxito y aceptación a nivel online. Como lo demuestra la historia de Ràdio Despí. Se trata de una emisora comunitaria, apoyada por el municipio de Sant Joan Despí, aledaño al área metropolitana de Barcelona, en España. La estación, en el 107.2 FM, solo cubre esta comunidad y desde 1995 que cuenta con el apoyo de sus vecinos, los mismos que anuncian sus negocios a través de sus ondas y permitan que se sostenga económicamente. Tanto destaca por su bajo perfil que sus estudios están en lo que antes era un camarín escondido en la cancha de fútbol de la comuna, en la populosa Avenida Barcelona.

Su frecuencia online, sin embargo, es escuchada en su mayoría por gente que no tiene algún vínculo sentimental o de pertenencia con Barcelona, el Bajo Llobregat o Sant Joan Despí. Tal nivel de audiencia se explica por el arrastre y fanaticada que mantienen dos de sus emisiones: “Game Over”, programa de videojuegos que recurre a la sátira, el humor y la honestidad de su equipo. Y “El octavo pasajero”, revista semanal de cine, ambos que se transmiten de manera ininterrumpida desde 1999.

Es tal la cantidad de auditores que cada sábado se conectan al servidor de Radio Despí para escuchar ambos programas, que a menudo el servidor de streaming se llenaba de auditores y no podían conectarse más oyentes al servidor para escuchar las ocurrencias de Marc Rollán “Funspot”, Isaac “Isako” Viana, David “Saeba” Cordovilla, y los muchos colaboradores que conforman “Game Over”; y el “Señor Cine” con su categórica voz y sus compañeros que conforman “El octavo pasajero”.

La situación motivó a un auditor de ambos programas, Jorge Suarez de Lis, desde Santiago de Compostela, Galicia, al otro lado de España, a montar su propia emisora online, para poder retrasmitir especialmente “Game Over” a más público. Así inició en 2010 Radio Battletoads, que el resto de su programación diaria complementó en un principio con música de diverso género pero con una clave en común: Que fuera libre de derechos de copyright. Y posteriormente con otros programas de radio independientes normalmente distribuidos en forma de podcasts, o creados especialmente para la radio, empezando por “Pánico en el núcleo”, liderado por el mismo Súarez de Lis y ya cancelado; u otros que venían de emisoras convencionales y se pasaron a ser exclusivamente online, como el espacio de humor “Normas de Equivocación”.

Radio Battletoads es un proyecto completamente sin fines de lucro. Se mantiene gracias al apoyo económico que han aportado sus auditores y los realizadores de los programas que se transmiten por su señal. Y destaca por usar tecnologías propias no solo para su sitio web, sino para toda la automatización de la emisora. Programas que, siguiendo la filosofía del software libre que apoyan sus propietarios, están liberados para que cualquier usuario pueda utilizar y modificiar a su gusto.

Calidad de audio: el factor MP3

Conforme mayor la cantidad de kilobytes por segundo de una transmisión por internet, mejor será su calidad de audio, como ya se mencionó. No obstante, existen otros factores que determinarán qué tan bien (o, derechamente, qué tan mal) termine sonando al final aquella emisión.

En el pasado quedó el uso de Compact Discs (CDs) o de discos de vinilo (LPs) en las radioemisoras para emitir música. O de formatos profesionales para la transmisión de comerciales o programas pregrabados (como el MiniDisc o la Cinta de Audio Digital, DAT, por sus siglas en inglés).

La Radio de la Universidad de Antofagasta, por ejemplo, puede presumir de contar con una enorme discoteca —la mayoría CDs, pero también LPs— en sus oficinas ubicadas en el último piso del Campus Angamos de la casa de estudios superiores. Humberto Rojas Iribarren, su director, explica que toda esa inmensa colección, fue convertida a archivos digitales de audio, los cuales pasaron a almacenarse en el gran disco duro del computador que hoy se encarga de automatizar la transmisión de la emisora (para más detalles sobre el proceso de automatización, ver recuadro “La «miniaturización» de la radio”).

La música es transformada desde el CD original al mismo formato que muchos de nosotros utilizamos para escuchar nuestras canciones en nuestros ordenadores personales o reproductores portátiles: MP3.

Esta conversión, advierte Alex Chávez Zegarra de Radio Anglo Latina, provoca que “se pierda mucha información al reducir el espacio en disco duro que ocupa un tema, por ende, la calidad de sonido baja, lo que no siente el oído promedio, pero sí se nota al reproducirse en un equipo profesional, o procesarse para emisión en radio”.

Pero un archivo MP3 puede tener mejor calidad que otro, dependiendo de cómo se comprimió/procesó y su “bitrate”.

El “bitrate” es la cantidad de kilobits por segundo (kbps) de una canción almacenada en MP3 u otro formato similar. Pueden ser 48, 92, 128, 192, 256 o incluso 320 kbps: conforme mayor sea el número, mejor será la calidad del sonido de aquel archivo y mayor será su tamaño también. Así, un tema en MP3 de 4 minutos 15 segundos grabado a 128 kbps pesará menos que otro que dura lo mismo, pero fue comprimido a 320 kbps.

Eduardo Elgueta, de FM Siete Antofagasta, afirma que en una canción MP3 a 128 kbps se perdió tanta calidad que no sirve para radiodifusión, por lo que la emisora sólo trabaja con MP3 a 192 kbps o más: “Podría utilizar mejor calidad, pero no alcanzaría el espacio en el disco duro de nuestro computador, nuestro «Lentium»”, afirma Elgueta.

La Radio de la Universidad de Antofagasta convirtió su discoteca a MP3 comprimidos a 192 kbps o incluso más, porque para Humberto Rojas Iribarren, la calidad del audio realmente importa, tanto para el 99.9 FM como para la señal online:

“Esta radio tiene que tener un buen soporte en sonido. En otras emisoras, (como en) una dedicada a la música popular, quizás no importa tanto tener buen sonido. Pero en nuestro caso, la interpretación, la calidad de la grabación, es lo que tiene que darse a conocer en la mejor forma posible. ¡Y si no se escucha bien (una canción), mejor que no la «toquemos»!”.

FM Siete de Antofagasta, presume de contar con certificación ISO 9000, lo que aclara Eduardo Elgueta, se aplica a su transmisión convencional por FM, pero todavía no a la online: “para certificar nuestra radio
por internet, estamos obligados a mejorar nuestros equipos, para así contar con mejor calidad de audio”, obligación que se transformó en una meta para los próximos meses.

La publicidad es otra cosa: En FM Siete, todos los avisos son grabados en WAV, un formato digital de audio sin compresión, por lo que no se pierde calidad alguna. Y son muy exigentes en su uso: “Si nos llega un aviso en MP3 a 128 kbps, se reprocesa en la radio para convertirlo en WAV, y si no mejora el sonido, simplemente no se emite”, asegura Eduardo Elgueta.

En Anglo Latina, ahora no les basta con que todos sus comerciales están en WAV: “Desde 2010, comenzamos a reemplazar toda nuestra música”, archivos MP3 a 224 ó 320 kbps, “por las mismas canciones, pero
convertidas a WAV, para que así suenen mucho mejor”, explica Alex Chávez Zegarra.

Para conseguirlo, fue necesario volver a convertir todos los discos originales que posee la emisora, al nuevo formato, un proceso que aún no finaliza, considerando la enorme discoteca con la que cuenta Anglo Latina. Al respecto, Chávez Zegarra apunta:

“En algunas radios la calidad de la música no importa tanto. Incluso llegan a «bajar» canciones directamente de internet, temas que no siempre están con la mejor calidad, sino a veces se encuentran, por ejemplo, a 92 kbps… ¡en mono o escuchándose más fuerte en un parlante que en otro! En Anglo Latina, toda la música que «tocamos» proviene de CDs originales, discos de nuestra colección o los que nos envían los sellos discográficos para que los promocionemos”.

En FM Plus y las otras emisoras del Consorcio de Medios Canal 95, el esfuerzo por contar con muy buen sonido data desde sus inicios en la radiodifusión a mediados de los 90s, y se aplica también en sus transmisiones online, lo que va mucho más allá de los archivos de audio y su calidad. Marcelo Mendizábal Terrazas, gerente del grupo, cuenta:

“Yo soy ingeniero en electrónica, siempre me ha gustado el audio y fabricamos equipamiento de transmisión y procesadores de audio en los 80s, entonces ya me gustaba mucho la radio y realizaba muchos experimentos. En nuestras radios, ajustamos nuestros equipos para que suenen de una manera desde el principio. Radiodifusores de Santiago han llegado a preguntarnos «¿Cómo lo hacen para que la Plus suene tan bien en FM y en internet?». Esa es una clave al intentar diferenciar nuestro producto, al aplicar nuestra experticia en lo técnico, mezclar lo técnico en lo artístico y mejorar nuestros equipos de audio con nuestros conocimientos”.

difuminadodifuminado
Paula Figueroa, de Radio Definitiva y Alex Chávez Zegarra, de Radio Anglo Latina

La “miniaturización” de la radio

La Radio de la Universidad de Antofagasta es un ejemplo de lo que ya es una excepción en la radiotelefonía local: Posee grandes locutorios, una sala dedicada y aparte para los controles, una gran biblioteca musical física… y muchos equipos por todos lados.

¿Por qué es una excepción? Porque en muchas emisoras de la región de Antofagasta, ocurre lo contrario: cuentan con cada vez menos equipamiento, operado por cada vez menos personas…

Eduardo Guggiana, de Sol FM, explica: “Cuando yo asumí la dirección de Sol se utilizaba el formato antiguo, tradicional de radio: control y locutor. Yo cambié el formato: Ahora no existe la figura del radiocontrolador. Los locutores, o quienes conducen programas en vivo, se autocontrolan”.

Es lo mismo que sucede en Radio Definitiva de Tocopilla. Paula Figueroa es su editora periodística y de lunes a viernes conduce en la mañana el programa en vivo “Buen día en Definitiva” y de 16 a 18 horas la “Tarde de Clásicos”, también en directo.

En ambos programas, ella controla totalmente la transmisión, mientras realiza su locución en vivo: Asigna las canciones que sonarán durante cada hora a su cargo, cuando habla en vivo, baja el volumen de la música en reproducción, emite las tandas comerciales ya preparadas con anticipación…

Y lo consigue gracias a que en Radio Definitiva, la sala de locución y la de control se “fusionaron” en una sola, que ocupa un escritorio completo. Ahí está el micrófono, la consola de audio, equipamiento procesador de sonido y dos computadores: Uno dedicado para la transmisión automática de la radio, y otro para realizar otras labores, como revisar el correo y el Facebook, o grabar comerciales y marcas identificatorias, tarea que se puede realizar ahi mismo, sin importar que la emisora está “al aire”.

Y se ocupa tan poco espacio, que alrededor del cuarto donde trabaja Paula Figueroa, hay dos escritorios más, un poco más pequeños que los de la Definitiva: En uno están todos los equipos con los que funciona Actual de Tocopilla, y en otro los utilizados para que transmita Canal 95 de la misma ciudad.

En el Consorcio de Medios Canal95, hay tres salas poco más grandes que un container: En cada una de ellas está todo el equipamiento con el que funcionan cada una de sus emisoras. En algunas hay un radiocontrolador, en otras el mismo locutor controla.

El interior de cada cuarto está pintado de un color específico, para identificar en qué radio te encuentras: FM Plus de verde, Canal 95 de rojo y Actual FM, naranja.

En Máxima FM, en Anglo Latina, en Radio Carillón, en FM Siete, en MarroFM, etc., también apostaron por esta “miniaturización”, “porque podemos optimizar nuestros recursos, haciendo más cosas con menos,
y permite que, por ejemplo, yo sólo me encargue de controlar la Radio” dice Álvaro Pérez Cruz, de Definición FM de Taltal.

Que ya no exista el radiocontrolador no significó reducir el número de trabajadores, en algunos casos. Por ejemplo, en Sol FM, asegura Eduardo Guggiana, uno de los antiguos radiocontroladores ahora se encarga de preparar la programación musical diaria de la radio, y el otro maneja toda la publicidad: Los horarios en que debe emitirse cada uno de los comerciales contratados por sus avisadores.

Y el principal responsable de este fenómeno, es la aparición de los softwares de automatización radial. Estos programas son como los reproductores de música que usamos en nuestros PCs, pero con muchas más funciones, como transmisión automática de la señal horaria o de tandas publicitarias, por mencionar apenas dos.

Lo que se emite mediante este software, es al final lo que se envía a la FM, AM y a la señal online. Estos programas sólo trabajan con archivos de audio digital, y no discos o cintas, lo que explica por qué las emisoras abandonaron el CD, reemplazándolo por el MP3.

ZaraRadio (www.zarastudio.com) es el programa de automatización más utilizado entre las emisoras mencionadas. Es gratuito y sólo funciona en Windows XP. Sus creadores además venden ZaraStudio, con más funciones, y compatible con Windows 7 y posteriores. Otro más profesional (y mucho más caro) es Dinesat, usado en Sol FM y Definitiva.

Desafíos y proyecciones

Eduardo Guggiana, de Sol FM, está muy pendiente de las tendencias, de qué realizan las demás emisoras del mundo y el país respecto a sus transmisiones por internet. Sabe que “esta tecnología está aún en pañales y queda mucho por hacer”.

La señal online de la Sol, a diferencia de todas las demás emisiones regionales, indica la canción y el intérprete que en ese momento el auditor escucha, no importa si la sintoniza a través de su página web, por un reproductor o hasta mediante un teléfono móvil avanzado como un iPhone o una BlackBerry: “A estos aparatos se les puede instalar programas que permiten escuchar cualquier emisora del mundo”, dice Guggiana. En el caso del iPhone, puede comprobarse buscando en su tienda de aplicaciones “radio online”.

No conforme con semejante ventaja, Guggiana va por más: enriquecer con más funciones el reproductor online de la radio: Por ejemplo, “que el auditor pueda averiguar cuál será la próxima canción que sonará, o listar los temas reproducidos en la última hora”, lo que ya realizan varias emisoras nacionales y especialmente internacionales.

A Marcelo Mendizábal, del consorcio de Canal 95, le han planteado en más de una ocasion “colocar una cámara web en los locutorios de nuestras tres radios para que los auditores puedan ver a quienes están tras el micrófono”.

Canal 95 alguna vez contó con este sistema, pero por motivos técnicos terminó siendo retirado (la tecnología de streaming de video entonces era lenta y muy cara, reconoce Mendizábal). Ahora, que emitir video por la Red es tan accesible como transmitir audio, Mendizábal no lo descarta en un mediano plazo.

A Álvaro Pérez Cruz de Definición FM también le interesa poner una webcam en su locutorio, para mostrar a sus auditores por internet lo realmente abierta que se encuentra la emisora para la comunidad taltalina (ver su ficha en “Cada emisora, una historia”). Además, al sitio web que esperan pronto implementar, Pérez Cruz quiere agregarle podcasts: Un sistema que permite que los auditores descarguen automáticamente a su computador, contenidos selectos de la estación, como por ejemplo, sus programas más destacados.

Mientras todas las estaciones de la región están muy interesadas en internet y quieren explotar más sus posibilidades, el anhelo de la exclusivamente online Radio Anglo Latina… es llegar a la Frecuencia Modulada antofagastina. Parece loco, pero es posible, asegura Alex Chávez Zegarra.

Existen varias frecuencias FM en el dial de Antofagasta que aún están disponibles “y es cosa que la autoridad licite esas frecuencias para que tengamos la posibilidad de adjudicárnosla” Y cada emisora que participa en un concurso público para una nueva frecuencia tiene la mismas chances de quedarse con ella, afirma Chávez Zegarra.

Anglo Latina aspira quedarse con la frecuencia 101.7 FM de Antofagasta. Pero mientras se abre una licitación… Alex Chávez Zegarra se mantiene atento a las estaciones antofagastinas que durante este año y el próximo tendrán
que renovar sus concesiones.

“Ellas tienen primera preferencia al momento de realizar el trámite de renovación, si así lo desean, pero si cometen aunque sea un pequeño error en el proceso, perderán la concesión y se abrirá un concurso público para quedarse con esa frecuencia, momento en que podemos entrar nosotros”, comenta Chávez Zegarra, quien afirma tener suficientes conocimientos en la legislación vigente sobre telecomunicaciones y radiodifusión
para embarcarse en esta odisea.

Si lo consigue, Radio Anglo Latina sólo tendrá que adquirir un transmisor y antena, el resto del equipamiento ya lo tiene. “Y como la emisora es una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) y nuestro giro legal es precisamente Servicios de Radiodifusión, tenemos todas las condiciones básicas para embarcarnos en una licitación”, remata Chávez Zegarra.

Cada emisora, una historia

Cada radioemisora de la región de Antofagasta tiene una historia interesante que contar. En esta sección especial, recopilamos algunas de ellas, desde las radios que empezaron en una ciudad y terminaron en otra, aquellas que se tomaron muy en serio eso de “estar siempre abiertos al auditor”, y las que siguen apostando por la calidad por sobre todas las cosas, entre otras.

RADIO DEFINITIVA

TOCOPILLA: 90.5 FM – www.definitiva.cl
Radio Definitiva fue creada por Gustavo Gallardo Morales en 1996, iniciando sus transmisiones en el 106.9 FM de Antofagasta, con una apuesta totalmente enfocada en el adulto contemporáneo: Lentos en inglés de los 70s. 80s e incluso de los 90s.

En 1998, Definitiva se expandió a Tocopilla, en la frecuencia 90.5 FM. Ambas fueron un éxito en su público y también en lo más importante: avisaje. Sin embargo, como lo explica el mismo Gustavo Gallardo, en 2001 una situación personal lo obligó a focalizarse en la estación de Tocopilla, transformando a Definitiva de Antofagasta en una repetidora de la santiaguina Universo, aunque con programas locales a determinadas horas del día. Definitiva de Tocopilla, en cambio, se mantuvo sin mayores cambios, y así continúa hasta hoy.

Universo en Antofagasta no funcionó y para 2005 Gustavo Gallardo vendió la frecuencia 106.9 FM a los dueños de FM Plus, CNC Inversiones S.A., el consorcio que también controla las radios Actual y Canal 95.

A cambio, Gallardo obtuvo el permiso para utilizar en Tocopilla las marcas “Actual FM” y “Canal 95”, como nombres para las otras dos emisoras que, junto con Definitiva, hoy integran su propio grupo de radios: el Consorcio GAMO Ltda.

Actual y Canal 95 de Tocopilla son idénticas en formato musical a sus símiles de Antofagasta, pero cuentan con programación local e independiente (en ocasiones se conectan vía internet a la señal de la capital regional, especialmente Canal 95).

Y aunque tanto Actual como Canal 95 en Tocopilla superan a Definitiva en sintonía, es Radio Definitiva “La columna vertebral de este consorcio de radios”, como lo asegura Gustavo Gallardo, lo que se respalda con la mayor publicidad emitida por Definitiva, en comparación a sus hermanas tocopillanas.

Paula Figueroa es la editora periodística de Definitiva, y también colabora para Actual de Tocopilla. Su voz es muy reconocida en la región, ya que puedes escucharla en los avisos radiales del Gobierno Regional desde 2006, labor que aún realiza hoy, pese al cambio de autoridades. “Una vez fui a comprar al mall de Antofagasta, y la dependienta me dijo «yo a usted la he escuchado en la radio». ¡Quedé tan sorprendida!”

Definitiva cada año gana los proyectos que presenta al Fondo de Medios de la Secretaría Regional Ministerial de Gobierno, programas radiales que intentan apoyar a la comunidad de distintas maneras, y que gracias al financiamiento gubernamental, logran dejar de ser proyectos y se convierten en realidades emitidas por sus ondas.

En 2010, triunfaron al presentar su serie de microespacios “Tú no estás solo: ¡Queremos ser tus amigos!”, dedicada a niños y jóvenes abusados y acosados en el colegio por sus compañeros (fenómeno también llamado “bullying”), y que incorpora consejos prácticos y concretos para que sus padres y familiares enfrenten estas situaciones.

En 2009, correspondió al programa “Reconstruyendo vidas”, que buscaba apoyar a todos los tocopillanos que aún no se recuperan de los efectos del terremoto de 2007. Paula Figueroa cuenta sobre los resultados de este proyecto:

“Nos fue muy bien, además de los microprogramas, trabajamos en vivo con una psicóloga, porque nos dimos cuenta que Tocopilla aún no se «levantaba» del terremoto, hay quienes todavía sentían cierta angustia con el proceso de reconstrucción, lo que se reflejaba en efectos como un aumento en la violencia intrafamiliar y un desanimo general de los tocopillanos. Recibimos muchos llamados de los auditores en los programas especiales que hicimos junto a la psicóloga, y creo que fue un muy bonito proyecto, que ayudó a mejorar la calidad de vida en Tocopilla”.

DEFINICIÓN FM

TALTAL: 98.3 FM – www.definicionfm.cl
Llegó en 2008 a Taltal, Y ya Definición FM se consolido e integró plenamente en esta comuna, con una programación diametralmente distinta a la de su principal competencia (además de vecinos de enfrente): Radio Bahia FM.

Y con sus estudios abiertos a la comunidad, literalmente: La radio es un local con un amplio portón, que cuando es abierto, revela una “vitrina” que muestra claramente a quién en ese momento esté en el locutorio principal.

Así, cualquier persona puede asomarse y ver “realmente en vivo” a quienes hacen la radio Definición, e incluso, entrar y conversar con el equipo de la emisora, incluyendo a su dueño y director, Álvaro Pérez Cruz.

¿Momentos en que se llene de curiosos la entrada de la Definición? Sí, responde Pérez Cruz: Cuando llega alguna personalidad reconocida para ser entrevistado. Que se mantenga abierto o no el portón principal en esos momentos, dependerá principalmente del tipo de invitado: “Cuando la radio es visitada, por ejemplo, por un diputado, tenemos que cerrar la puerta de entrada para así poder tener una conversación más íntima, que es lo que ellos necesitaban”, explica Álvaro.

Definición FM programa principalmente música en castellano, combinándola con algunas dosis de anglo, aunque sin recurrir a estilos más “pachangueros” como la cumbia, la ranchera o el reguetón. “Hay espacio para las clásicas baladas de Chayanne, Alex Ubago, o un canción rockera en nuestro idioma grabada en los 80s, pero también para un clásico de Michael Jackson o Duran Duran.”

La radio es integrante de la red de emisoras de Máxima FM y despacha notas de Taltal para el noticiero “Máxima noticias”. Además, está asociada a Radio Agricultura de Santiago, convenio que particularmente enorgullece a Pérez Cruz:

La conexión con la señal de Agricultura también se realiza por internet “Ellos nos proporcionan acceso a un servidor exclusivo para radios asociadas, cuya dirección cambia cada cierto tiempo y tiene la mejor calidad posible”, cuenta Álvaro.

Definición puede transmitir todos los programas de Agricultura que desee, pero sólo se limita a emitir su noticiero, el programa deportivo, determinados partidos de fútbol, y las transmisiones especiales, como la cobertura especial del rescate de 33 mineros atrapados en Copiapó.

En esa oportunidad, Pérez Cruz cuenta, Definición se enlazó en directo con Agricultura, para emitir el saludo y las felicitaciones de las autoridades de Taltal y los representantes de una empresa minera local, saludo que pudieron escuchar todos quienes en ese momento sintonizaban la señal de la Agricultura alrededor de Chile y el mundo.

RADIO BAHÍA

TALTAL: 91.3 FM – www.radiobahia.cl
Al frente de Definición FM se encuentra Radio Bahía. Y mientras las baladas en español aderezado con unas dosis de anglo son la receta musical de su competencia, en Bahía apuestan por toda la “pachanga”: Cumbias, Reguetón, Rancheras, constantemente en cada momento del día.

Bahía lleva más de dos décadas en Taltal, y como cuenta Mirna Castro, su radiocontroladora, ha estado presente en todos los momentos vividos por la comuna durante tantos años… los mismos que ella ha permanecido en ese puesto.

“La Bahía es muy querida en Taltal”, afirma, “cuando una persona tiene algún problema con una autoridad de la comuna, siempre viene a la radio para que nosotros podamos hablar con ellos, antes de que ellos tengan que enfrentarlos solos”, cuenta.

Radio Bahía es un grupo de emisoras autónomas que abarca las comunas de Taltal, Diego de Almagro, Chañaral y Caldera, las tres últimas en la Región de Atacama. En Taltal, además poseen la Radio Paranal, que emite
música pop en inglés de los 70s, 80s y 90s, pero no posee señal online.

MÁXIMA FM

ANTOFAGASTA: 99.1 FM – www.maximafm.cl
Máxima es un referente informativo en Antofagasta y en la región, prestigio ganado tras años cubriendo todas las perspectivas de la noticia local, estando presente en todos los momentos vividos por esta zona, los buenos y los malos, como parte de un compromiso permanente con sus auditores.

Román Hernández, además de su director, es una de sus voces más reconocidas, prácticamente desde los inicios de la Máxima, a principios de los 90s. Aunque cuenta que su apuesta por emitir por internet comenzó como un simple experimento, al ver sus primeros resultados realmente comenzó a otorgarle cada vez más importancia.

La llegada de estos nuevos auditores de la radio, desde el país y el mundo, a través de la emisión online de Máxima, motivó a este medio a crecer en la web, incluso iniciando una segunda señal, exclusiva para internet: Máxima Chile.

“Máxima Chile nace debido a las solicitudes que siempre nos enviaban nuestros auditores en el extranjero” cuenta Román Hernández: “siempre nos pedían canciones chilenas a cualquier hora del día. En la radio tenemos determinadas horas del día reservadas para el folclor, entonces no podíamos complacer los pedidos de ellos a cualquier hora”. Y así, surgió la idea de Máxima Chile:

Esta segunda estación, que sólo puede escucharse vía internet y desde fuera de Chile, únicamente emite música folclórica, de todos los rincones de nuestro país, las 24 horas del día, complementada con microespacios educativos sobre las costumbres criollas.

Pese a todo lo anterior, en Máxima no preparan la programación de la emisora principal, la que está en el 99.1 FM de Antofagasta, pensando en sus auditores por internet, al respecto, Hernández argumenta:

“Todo se prepara desde lo local para un público local. No hacemos nuestra radio pensando en que alguien en internet está escuchándonos, sabiendo que estamos insertos en la ciudad de Antofagasta nosotros preparamos nuestra programación pensando en la gente de Antofagasta.”

RADIO ANTOFAGASTA y MARROFM

ANTOFAGASTA: AM 1460 – www.marrofm.cl
No son dos emisoras. Es la misma radio con dos nombres. MarroFM emite por internet los mismos contenidos que pueden escucharse por Radio Antofagasta, la emisora más antigua de la capital regional y la única estación AM en la “perla del norte”.

La diferencia se nota a la hora de los comerciales: Radio Antofagasta programa tandas publicitarias completamente distintas a las de MarroFM, que es presentada como una “señal internacional, vía internet”. Porque el FM en su nombre significa “Frecuencia Musical”, explica su director Juan Antonio Marrodán, y no que pueda sintonizarse en la frecuencia modulada local.

MarroFM también es una de las emisoras online de Antofagasta que más tiempo lleva transmitiendo por internet: Comenzó en 2000, como “Radio Korzario”, después adoptó el nombre de Radio Antofagasta, y finalmente adquirió su denominación actual, abreviación del apellido Marrodán.

La especialidad de MarroFM es la música “del recuerdo”: clásicos en inglés y español de las últimas cinco décadas (aunque también en otros idiomas), muchas de ellas, canciones que difícilmente podrán escucharse en otros lugares, y forman parte de la enorme biblioteca musical que la emisora posee en sus estudios.

Juan Antonio Marrodán pone a prueba cada siete días la abundancia de su discoteca, en su programa en vivo que se llama precisamente “Escarbando la discoteca”. Marrodán explica en qué consiste este espacio: “Los auditores en la semana se inscriben, piden sus canciones, y aunque sean difíciles, nosotros las buscamos. Si no la encontramos, queda en «lista de espera», ¡pero seguimos buscándola hasta que encontramos esa canción!”

Por ejemplo, “Una vez nos pidieron «la canción “Lujuria” de Palmenia Pizarro», pero yo no conozco una canción de Palmenia con ese nombre, así que le pedí que me cantara una parte del tema. Cuando la escuché reconocí que muchos cantaban esta canción, pero no Palmenia Pizarro”.

Entonces, sigue Marrodán, “Me contacté con Danilo Rodríguez, músico antofagastino que acompaña con su guitarra a Palmenia, y me dijo que ella jamás había cantado ese tema, Pero seguimos buscando, pasaron dos meses, y en el programa dije: «¡Atención a la persona que decía que de dónde sacamos que ella cantaba este tema! ¡Aquí lo tienen, “Lujuria”, con Palmenia Pizarro!»”

Incluso, una vez, alguien llamó y sólo dijo “¡Pico!”, entonces Marrodán, se puso a buscar en su biblioteca y dijo al final del programa “Un auditor nos llamó y pidió un tema llamado «Pico», pero no alcanzó a decir más, seguramente se le cortó la señal… ¡pero no se preocupe, porque aquí en MarroFM lo complaceremos y ahora escucharemos la canción “Picó”, que, explica don Juan Antonio, era un tema en francés muy hermoso y melódico.

Pero no todo son recuerdos y clásicos en MarroFM. Los sábados en la tarde, el programa “La guarida del lobo” cambia radicalmente la programación de la emisora, con sus dos horas dedicadas a las últimas novedades musicales, enfatizando principalmente en la “pachanga”, la cumbia, el reguetón, el ska… Su conductor es Marco Antonio Marrodán, hijo de don Juan Antonio, y también vocalista del grupo antofagastino Los Con Dones. “Además, Marco es docente de obstetricia en la UA, y tiene una legión de alumnos que siguen su programa cada semana”, cuenta J.A. Marrodán.

Radio Antofagasta se presenta a sí misma como “Indiscutiblemente nortina”, lo que puede demostrar Juan Antonio Marrodán con su larga experiencia en la radiodifusión local, y en el presente apoyando de múltiples maneras a través de sus ondas a difundir la identidad antofagastina, no sólo compartiendo historias poco conocidas de la ciudad a través de microespacios educativos en MarroFM y su hermana AM.

De hecho, en 2001, Marrodán realizó una recopilación de canciones dedicadas a la ciudad, que llamó “Antofagasta pa’l mundo” y logró editar en disco compacto gracias al apoyo del Fondart. CD que se puede descargar gratuitamente… a través de la web www.marrofm.cl, desde donde también se puede bajar material selecto de la discoteca de esta emisora. Porque, tal como en los comienzos de MarroFm como Radio Korzario, a don Juan Antonio aún le apasiona compartir lo mejor de su música con todos sus fieles auditores, “porque la música es para compartirla con la mayor cantidad de gente posible”, remata Marrodán.

SOL FM

ANTOFAGASTA: 97.7 FM – www.radiosol.cl
El 97.7 FM tiene mucha historia en Antofagasta. A fines de los 70s, Radio Astral empezó a transmitir por esa frecuencia. En 1983, la entonces Universidad del Norte adquirió la antena y este punto en el dial para crear una nueva estación: Nacía Sol FM.

De entonces a hoy, muchas cosas han cambiado en la emisora de la Universidad Católica del Norte, excepto que a pesar de su propietario, Sol FM no funciona como una radio universitaria, como bien aclara su actual director, Eduardo Guggiana.

Desde sus inicios hasta 1998, Sol era una radio principalmente juvenil. Del 98 hasta mediados de la década de 2000, la emisora apostó por los 80s, bajo la dirección del ya desaparecido Daniel Clift, compitiendo codo a codo con FM Plus.

En 2006, Guggiana adoptó la dirección, cambiando el perfil programático de la radio completamente. Ahora, “la Plus ya no es nuestro competidor directo”, afirma.

La voz de Guggiana es una de las más reconocidas de la región, al ser también presentador de las noticias de Antofagasta TV. Además, fue director de Radio Definitiva entre 1996 y 2001, casi el mismo periodo de permanencia de aquella emisora en Antofagasta, antes de quedarse en Tocopilla.

El estilo musical que Guggiana implementó en Definitiva mientras la encabezó, es muy similar al que ahora tiene Sol FM, más cargado al pop y rock suave y bajo en revoluciones que FM Plus. Por tanto, Sol es muy distinta al resto de las emisoras “para el adulto joven”, disponibles en el dial antofagastino, con una propuesta que funciona y que permite su autofinanciamiento, exigido por la UCN: “Actualmente nos ubicamos en el octavo lugar en la encuesta de Search Marketing. Nunca nuestro objetivo será alcanzar el primer lugar, porque nuestra radio no es masiva, es para un nicho específico.”

RADIO UNIVERSIDAD DE ANTOFAGASTA

ANTOFAGASTA: 99.9 FM – www.radio.uantof.cl
Mientras Sol FM asegura ser la única aparentemente universitaria que no funciona como tal, y debe autofinanciarse, la emisora de la Universidad de Antofagasta, indica su director, es una de las pocas que aún mantiene una línea programática consagrada a la música docta e instrumental: “Las demás radios de universidades durante los últimos años se han convertido en radios periodísticas, como sucede con la de la Universidad de Chile o la USACH“, afirma Humberto Rojas Iribarren.

Hace 40 años empezó la radio de la UA, en la AM En 1990 la emisora saltó al 99.9 FM, frecuencia que se transformó en su marca registrada, al conquistar ahora en estéreo a auditores fieles no sólo en Antofagasta, sino en todo el mundo.

Humberto Rojas Iribarren tiene una potente voz con la que anuncia la mayoría de las marcas identificativas de la radio Universidad de Antofagasta, como cada vez que inicia su minimalista informativo horario “MicroNoticias”. Y dirige la emisora desde que llegó a la FM, transformándola en una estación “para acompañar, con música agradable, libre de estridencias, ideal para acompañar a la gente en su lugar de trabajo”.turk-canal13

FM SIETE

ANTOFAGASTA: 89.7 FM / CALAMA: 97.3 FM y 94.7 – www.fmsiete.com
La FM Siete de Antofagasta, es una sucursal de las dos estaciones del mismo nombre en Calama, pero la autonomía con la que se trabaja en la capital regional, sorprende. No sólo su web es independiente de las de las FM7 de El Loa, sino tienen un interés mucho mayor por internet que en su casa matriz.

“Aún no hemos evaluado y definido el uso de internet en emisiones de nuestra radioemisora, por ahora estamos realizando esporádicamente transmisiones experimentales” afirma Víctor Tapia, director general de FM Siete Calama.

Pero en Antofagasta, FM Siete apuesta por todo con internet, con una Web abierta a los comentarios de los auditores, contacto directo por múltiples medios… y transmisión online nada experimental, con oyentes fieles desde todas partes.

Con el lema “Anglo-Rock-Clásica”, FM7 Antofagasta simplifica la definición de su línea musical: “Mientras los demás están muy cargados a los ochentas, nosotros apostamos fuertemente al rock, por la música del presente, pero también por los 90s, no adelantamos una década a otras radios”, dice Eduardo Elgueta Paz, director de la emisora.

Si es exitosa o no, no es un tema que le quite el sueño a Elgueta: “La radio se hace cuando te escucha una persona, no cuando te escuchan 10 mil, 50 mil… Si una persona te dice «Hola, yo estoy escuchando tu radio y me gusta mucho», tu objetivo está cumplido, tu meta está lograda”.

difuminado
Las dos principales emisoras de Taltal, Definición FM y Bahia, están una frente a la otra

AGRADECIMIENTOS

Alex Chavez Zegarra, Mirna Castro, Eduardo Elgueta Paz, Eduardo Guggiana Jorquera, Paula Figueroa, Gustavo Gallardo Morales, Román Hernández, Juan Antonio Marrodán, Marcelo Mendizábal Terrazas, José Eduardo Olivares, Alvaro Pérez Cruz, Ricardo Pérez, Humberto Rojas Iribarren, Roberto Suazo.

IMÁGENES

Imagen del Estadio Tierra de Campeones de Iquique: De Cuatro a Seis Diario
Fondo de mesa de radio por Piaras Jackson, publicada bajo licencia de libre uso.
Las demás imágenes, por Fernando A. Castro.

OTROS CRÉDITOS

Familia de fuentes Aller: © Dalton Maag Ltd. Todos los derechos reservados. Usado bajo licencia versión 1.2. Todos los archivos de esta fuente han sido almacenados en fernastro.com para web embedding únicamente en este sitio. fernastro.com utiliza la versión 1.0 de Aller Font Family, publicada bajo estas condiciones.

Tipografía Inika por Constanza Artigas. Licenciada bajo SIL Open Font License.

Tipografía Crete Round por TypeTogether. Licenciada bajo SIL Open Font License.

Copyright © 2010, 2015, 2016 Fernando A. Castro Tirado. Contenidos licenciados bajo Creative Commons Atribución – No Comercial 4.0 Internacional: Se permite la reproducción siempre que se atribuya al autor y no para fines comerciales. Esta licencia es válida para este artículo unicamente y no necesariamente para el resto de los contenidos publicados en fernastro.com.