web analytics

Matrimonio gay: Y en Chile falta taaaaanto

por

(A los parlamentarios) No les incumbe porque legalizar la relación de pareja entre homosexuales choca con sus creencias, con su moralidad, cuestionable o no, pero ciertamente presente.

Las posibilidades de que el proyecto de sobre unión civil entre homosexuales se convierta en ley son demasiado remotas. Situación que no se revertirá con los diputados que asuman en 2006, sino cuando se consiga suprimir el sistema binominal. Si esto ocurre durante aquel periodo parlamentario, tal vez una ley de unión civil gay —incluso un matrimonio— llegue a ser publicada (cuando) asuma una verdaderamente representativa Cámara de Diputados.

Estos dos párrafos los escribí yo hace 5 años en este artículo que forma parte de mis clásicos. Ahora que en Argentina finalmente se aprobó el matrimonio gay, es triste, muy triste, darse cuenta que la realidad en Chile no ha cambiado respecto a cómo estaba en 2005. Y menos ahora que las voces de la derecha más retrógada están volviendo a adquirir voz e influencia. Lo que yo también dije que ocurriría con un Presidente de derecha.

Aunque reconozco que este tema merece un análisis mucho más extenso, quería dedicar este post a recordar que, en el fondo seguimos igual que hace 5 años, y realmente falta demasiado para conseguir aunque sea un poco de lo que esta madrugada lograron nuestros hermanos argentinos.

Llegó el momento de actuar, pero en serio.