« antes hasta las profecías eran más chéveres y verosimiles

Etiquetas de fernastro.com